Silvia Navarro no tiene dudas. "Va ser el futuro de la selección". Y es que a la guardameta internacional española le han bastado apenas unas sesiones de entrenamiento para rendirse al talento de la joven Nicole Wiggins.

Noticias relacionadas

"He tenido la suerte de compartir mis primeros entrenamientos con ella y estoy encantada. Es una portera con muchísima proyección. Tiene una calidad tremenda", señaló la cancerbera de las 'Guerreras' en declaraciones a EFE.

Son los mismos elogios y expectativas que han acompañado a Wiggins, que cumplió 19 años el pasado mes de agosto, desde que se dio a conocer con sus actuaciones con las categorías del Base Villaverde y las selecciones territoriales de la Federación Madrileña.

El futuro es Wiggins, se decía cuando la joven debutó con apenas 16 años en la Liga Guerreras Iberdrola. El futuro es Wiggins, se repetía cuando se adueñó primero de la portería de la selección española juvenil y posteriormente de la júnior.

Un futuro que se ha hecho presente esta semana en Madrid con la presencia de la joven Nicole Wiggins y de Silvia Navarro en las jornadas de trabajo del programa 'Objetivo 2021' dirigidas por el seleccionador absoluto Carlos Viver.

"Un poco sí que impresiona, la verdad. Tras tantos años viéndola jugar y viéndola conseguir tantos éxitos, ahora, de repente, tener la posibilidad de trabajar con ella y de aprender de ella, es espectacular", reconoció Wiggins a EFE.

Admiración y aprendizaje 

Esta admiración hace a la joven internacional fijarse con atención en cada gesto, en cada movimiento de Silvia Navarro, de la que quiere aprender los máximo posible en estos días de convivencia.

"En la parte técnico-táctica somos porteras un poco diferentes, por eso en lo que más me fijo es en su manera de trabajar, en cómo se prepara, en cómo está siempre concentrada, en la intensidad que le pone a todo", explicó Wiggins.

Y es que, como asegura la propia Wiggins, si por algo destaca la joven guardameta es por su insaciable apetito por aprender, por mejorar día a día. "Me gusta mucho trabajar, que me enseñen cada día algo nuevo, que me den caña en los entrenamientos, para poder aportar cada día más al equipo, para ser una portera parecida a Silvia Navarro”, señaló la joven internacional española.

Unas ganas de aprendizaje que le llevaron a decantarse por recalar en las filas del KH-7 Granollers, cuando en el verano de 2018 abandonó la disciplina del Base Villaverde, su club de toda la vida.

"Tenía claro que si me iba de Villaverde era para ir a un sitio en el que me enseñaran a parar. Hable con mucha gente y me hicieron ver que sí quería seguir creciendo tenía que ir a Granollers y la verdad es que estoy encantada con todo lo que estoy aprendiendo", comentó Wiggins.

Un aprendizaje que se encarga de guiar Vicente Álamo, todo un clásico de la Liga ASOBAL, y que ejerce de entrenador de porteras tanto en el conjunto vallesano como en la selección española femenina.

Máxima expectación con Wiggins

"Tiene un potencial innato. Tiene esos reflejos, esa intensidad, esa intuición, que es lo que le ha hecho llegar hasta aquí, y ahora tiene que adquirir una mayor capacidad a nivel técnico y táctico para llegar a dónde su potencial nos dice que puede llegar", señaló Álamo a EFE.

En el diagnóstico coincide la propia Nicole Wiggins, que esta campaña debutará con el conjunto catalán en las competiciones europeas con la disputa de la Copa Challenge.

"Yo antes paraba por reflejos, donde iba el balón allá iba yo. Pero desde que estoy trabajando con Vicente mi forma de parar está cambiando. Ya no puedo ir con todo, como una portera de fútbol, como iba antes. He aprendido a que con mi tamaño es mejor colocarme bien y actuar con un gesto rápido", señaló la guardameta.

Nicole Wiggins Twitter (@nicolew_09)

Esta evolución no ha pasado desapercibida para Silvia Navarro. "Es muy lista y guarda muy bien la posición. Además, por lo que he hablado con ella le encanta el balonmano, está entregada al máximo".

Silvia Navarro se rinde 

Navarro, que cumplió 40 años el pasado mes de marzo, ve por ello perfectamente garantizado a medio y largo plazo su relevo en la portería de las 'Guerreras'.

"Está claro que algún día tendré que dejarlo, aunque como siempre digo el cuerpo me aguanta y las ganas no me faltan, pero sí que es verdad que el final se acerca, aunque estoy tranquila, porque veo que el futuro de la portería en la selección está asegurado", subrayó Navarro.

[Más información: El Atlético Guardés da la sorpresa en casa y derrota a Gran Canaria, vigentes campeonas]