Carolina Marín, campeona olímpica, tricampeona mundial y tetracampeona europea, afronta la parte final de la recuperación de su lesión en el Palacio de Deportes que lleva su nombre en Huelva, lo que le "llena de energía y de fuerza".

Marín señaló este martes a los periodistas que para ella este periodo es "una puesta a punto" en la que espera "pulir los detalles" tras dejar prácticamente atrás la grave lesión de rodilla que sufrió el pasado enero en Indonesia que le ha impedido estar estos días en el Mundial de Basilea (Suiza).

Explicó que sus sensaciones son "muy buenas y positivas", ya que la rodilla está "respondiendo muy bien" y por ello se mueve "con total normalidad en la pista".
No obstante, insistió en la importancia de continuar con los entrenamientos para hacer una buena gira asiática del circuito mundial que le permita recuperar puntos y también para probarse antes de volver a Europa a competir.

La concejala de Participación Ciudadana y Deportes del Ayuntamiento de Huelva, María Teresa Flores; y el presidente de la Federación Andaluza de Bádminton, Carlos Longo, realizaron este martes una visita al Centro Andaluz Especializado en Tecnificación Deportiva, ubicado en el Palacio de Deportes Carolina Marín, para dar la bienvenida a la campeona onubense y al resto de los integrantes del Centro de Alto Rendimiento de Madrid, que hasta el 31 de agosto van a realizar sus entrenamientos en estas instalaciones.

Desde este lunes se entrenan Carolina Marín y otros jugadores como Clara Azurmendi, Tomás Toledanos, Enrique Peñalver o Álvaro Vázquez, bajo la supervisión de Fernando Rivas y Anders Thomsen, así como del preparador físico Guillermo Sánchez.

Noticias relacionadas

[Más información: Carolina Marín: "El día que me rompí el cruzado no podía parar de llorar".