La saltadora de pértiga Allison Stokke comenzó a competir con tan sólo 15 años, consiguiendo récords nacionales y llegando a la marca de 4,14 metros en el campeonato de California, lo que supuso una nueva victoria para la estadounidense en esta competición.

Noticias relacionadas

Todo indicaba un futuro prometedor para la atleta, pero su vida dio un cambio radical a partir de la publicación de una fotografía suya, tomada durante una competición en Nueva York. 

La fotografía mostraba a la deportista con la pértiga antes de llevar a cabo un salto. La polémica se produjo en el momento en que la instantánea llegó a las manos del bloguero Matt Ufford, que la publicó con el título "Pole Vaulting is Sexy, Barely Legal" ("El salto de pértiga es sexy, apenas legal").

Allison Stokke en la fotografía que se hizo viral

Comentarios sobre la fotografía

La imagen se hizo viral y los comentarios iban en aumento. La mayoría de ellos hacían referencia al físico de Stokke, en lugar de hablar sobre sus habilidades como deportista. Los medios se hicieron eco de la noticia y la pertiguista llegó a convertirse en la atleta más viral del momento. 

Este fenómeno produjo un gran impacto en la joven estadounidense que llegó a pasar semanas sin salir de casa. Con el tiempo la repercusión se fue reduciendo, por lo que decidió retomar su pasión durante la época universitaria, incluso estuvo cerca de clasificarse para los Juegos olímpicos de Londres 2012, pero no superó la marca de corte de 4,25 metros.

Allison Stokke. Foto: (Instagram @allisonstokke)

Imagen de marcas deportivas

Stokke pasó a convertirse en modelo de distintas marcas como Gopro, Uniqlo o Nike.

[Más información: Muere Conchi Paredes, leyenda del triple salto español, a los 49 años]