Hamilton acabó cuarto en el GP de Singapur tras acabar por detrás de Vettel, que volvió a ganar una carrera un año después, Leclerc y Verstappen. El británico volvió a ver como un piloto de Ferrari se llevaba la carrera tras las dos últimas victorias del monegasco. Desde el 4 de agosto, en Hungría, el de Mercedes no se sirve a lo más alto del escalón. 

Noticias relacionadas

Una de las anécdotas de lo ocurrido en el circuito de Marina Bay estuvo en lo sucedido en el 'paddock' antes del comienzo de la carrera.  El piloto de Mercedes iba subido en un patinete cuando se cruzó con un fan que estaba haciendo una foto con su móvil

El de Mercedes intentó esquivarle, pero tocó con mala suerte al chico, lo que hizo que su móvil se cayese al suelo y se rompiese. Hamilton se dio cuenta y cuando acabó la carrera fue a buscarle y tuvo un detalle con él. 

El británico le firmó la parte de atrás del móvil con el siguiente mensaje: "Lo siento mucho. Estaba corriendo para subir al coche".

[Más información: La sospecha de Hamilton sobre los comisarios tras no sancionar al Ferrari de Leclerc en Monza]