Vettel protagonizó una de las imágenes más escalofriantes del fin de semana en Monza. El piloto alemán perdió el control de su monoplaza sobre la pista y estuvo apunto de generar un gran accidente en el Gran Premio de Italia. De hecho, el de Ferrari arrolló a Lance Stroll cuando intentaba incorporarse a la carrera. 

Noticias relacionadas

Vettel volvió a liarla. Tras perder su posición con Nico Hulkenberg en la salida, la recuperó más tarde y cuando buscaba a Valteri Bottas, pisó el arcén más de la cuenta, trompeó y se quedó con el coche cruzado en pista. Si ya de por sí el lío era gordo, lo acentúo más volviendo a pista de forma temeraria y provocando que Stroll trompeara.

Vettel decepciona y Leclerc vuela

La sanción por parte de los comisarios a Vettel fue dura: stop and go de 10 segundos que condenaba al alemán a la cola de la parrilla y arruinaba su carrera en Monza, la casa de Ferrari. Mientras, Leclerc volaba en la pista y desataba la euforia entre los tiffosi

[Más información: Leclerc sucede a Fernando Alonso nueve años después y reconquista Monza para Ferrari]