Fernando Alonso llega a su Gran Premio número 320 en su carrera en Estiria. El español parece que está disfrutando cada día más de su regreso a la competición. Después de decidir que volvería a la Fórmula 1, no estaba teniendo mucha suerte con los primeros resultados. Después de vivir remontadas tan vibrantes como la de Azerbaiyán y una buena actuación en Francia, quiere volver a hacer vibrar a toda España en Austria.

Noticias relacionadas

La carrera alternativa al Gran Premio de Austria repite en el campeonato después de que la temporada pasada dejara dos emocionantes citas. "Tengo bastante experiencia en esta pista, que no ha cambiado mucho desde la primera vez. Es un trazado en el que se puede adelantar, algo que hace que el fin de semana sea más interesante. También es un circuito más tradicional, como el de la semana pasada, por lo que no esperamos que el rendimiento cambie mucho", ha explicado en la previa que ha publicado Alpine.

En este país, el piloto español nunca ha conseguido ganar y es uno de los circuitos que se le ha resistido tanto como A1 Ring como Red Bull Ring. Su mejor posición fue con la segunda denominación con Ferrari donde fue quinto. Con el MCL33 logró una gran remontada en 2018 pasando desde la posición 20 de la parrilla hasta la octava. Pero la realidad es que no ha tenido mucha suerte con sus carreras en este trazado.

Fernando Alonso, colocándose el HANS Alpine Racing

En cualquier caso, el asturiano llega en el mejor momento de la temporada, instalado habitualmente ya en los puntos y con el objetivo de lograr por fin un gran resultado. Cuatro veces en los puntos de siete posibles y con una progresión más que evidente, Alonso ha ganado confianza con el paso de las carreras. Desde que comenzó la temporada, el español había pedido un tiempo para adaptarse y parece que este proceso ya se ha completado.

La estela de Vettel

Después de que Sebastian obtuviera ese segundo puesto en Azerbaiyán, el español se ve confiado de cara a que, con una buena estrategia de carrera, pueda optar a una plaza del podio. En esa carrera pasaron muchas cosas, cuestión que también aprovechó Pierre Gasly, pero no es la primera vez que ya ocupan posiciones de podio otros pilotos. Carlos Sainz Jr o Lando Norris también han estado entre los tres primeros.

En Austria además no se puede descartar la lluvia en algún momento del fin de semana, algo que hace aún más loca la carrera con lo que eso puede suponer. Es más, las previsiones son que durante las sesiones de entrenamientos los pilotos correrán en mojado. Unas condiciones que han encendido la ilusión entre los aficionados a la Fórmula 1 que confían en ver una carrera muy entretenida tanto en este fin de semana como en el que viene.

Fernando Alonso, en el paddock Alpine Racing

Alpine parece que ha encontrado su sitio en la parrilla tras un inicio un tanto titubeante y el objetivo es alcanzar a unos McLaren que parecen el coche más completo del segundo nivel. Los coches británicos son los que mejores resultados están obteniendo, aunque Daniel Ricciardo está teniendo más problemas que Lando Norris. El inglés está siendo uno de los pilotos revelación. Alonso y su equipo tienen mucho que aprender de los coches naranjas.

Dejar atrás Ferrari

Alpine se ve bastante confiado de cara a superar a los bólidos rojos en cada carrera. "En clasificación son cuatro décimas de segundo o medio segundo más rápidos, pero en la carrera hay algunos circuitos en los que son muy duros con los neumáticos como Portimao o aquí y tenemos la oportunidad de luchar contra ellos, lo que siempre es algo bueno. Pero también vimos que la cantidad de energía que ponen en el neumático es una ayuda en algunos circuitos urbanos. Vimos a Leclerc en la pole en Mónaco y en Bakú", explicaba Alonso en el portal Race Fans.

Solo las carreras callejeras han parecido beneficiar a los Ferrari de cara a no tener problemas con la degradación de los neumáticos. El hecho de que la carrera sea en agua precisamente iguala la contienda. En cualquier caso, con la progresión de Alpine, todo hace pensar que en Austria pueden volver a estar por delante. Alonso no le daba mucha importancia a esto: "no importa quién está delante, lo importante es sumar puntos".

Con el ecuador de la temporada a punto de llegar y todos los esfuerzos centrados en el coche de la próxima temporada, las manos de Fernando Alonso son las que pueden hacer soñar al público español con un gran resultado en su regreso a la Fórmula 1. Una gran prueba será este Gran Premio de Estiria de este fin de semana que pondrá en énfasis las habilidades del asturiano si finalmente es en agua. 

[Más información - Fernando Alonso 'amenaza' a Ferrari y apunta su gran debilidad]