El español Fernando Alonso declaró este miércoles, después de que concluyese el Rally de Marruecos, que disputó con su compatriota Marc Coma como copiloto y a bordo de un Toyota Hilux, que "han sido dos semanas positivas" y que "a ver qué pasa en el Dakar", el gran rally del desierto, que se disputará en enero, por primera vez, en Arabia Saudí.

Noticias relacionadas

El piloto ha concedido una entrevista para GQ hablando de su posible vuelta a la Fórmula 1: "Sé que cada año que pase será más difícil, porque voy teniendo una edad, pero no veo imposible una vuelta a la Fórmula 1 con otro aire ya, porque he respirado un momento, he dejado la cabeza descansar y puedo volver con la mente más liberada para disfrutar, algo que en los últimos años me resultaba difícil".

El piloto de 38 años considera que su dilatada experiencia le ayuda a afrontar sus futuros retos con más detenimiento: "Noto que, cuando voy a un 'paddock' o a una carrera, o me encuentro a cualquier jefe de equipo, por supuesto que se me respeta por lo que he hecho en la Fórmula 1, pero se me tiene en una consideración más alta por lo que he hecho fuera. Yo creo que, si hubiese ganado tres o cuatro Mundiales en la Fórmula 1, me seguirían respetando mucho por eso, pero igual no al nivel de ahora. Eso lo siento", apunta Alonso.

Optimista 

"Han sido dos semanas muy positivas, una de test y una de rally; el primer rally de mi vida y, seguramente, uno de los más duros del calendario: el Rally de Marruecos. Y estoy contento de haberlo acabado", comentó el doble campeón del mundo asturiano de Fórmula 1 (2005 y 2006) que este año, después de repetir triunfo en las 24 Horas de Le Mans (Francia) ganó, para la escudería japonesa, el Mundial de resistencia.

"Seguramente, en cuanto a prestaciones, no hemos demostrado todo el potencial, porque hemos pasado por muchas dificultades, de las que tengo que aprender", indicó Alonso, de 38 años, que logró las 32 victorias que suma España a lo largo de toda su historia en F1.

Fernando Alonso y Marc Coma durante el Rally de Marruecos 2019 TOYOTA

"Como digo: hay mucho por aprender, pero han sido dos semanas muy positivas", recalcó el ovetense. Quiero dar la enhorabuena al equipo por la victoria del surafricano Giniel de Villiers, mi gran ayudante en estos meses de preparación, tanto en Namibia como en Suráfrica", dijo.

"Me hace muy feliz. Aunque Carlos Sainz, su compatriota, que fue segundo en la general del rally con un Mini también se lo merecía", comentó el genial piloto asturiano. "A ver qué pasa en el Dakar", añadió.

[Más información: Fernando Alonso y Carlos Sainz: el 'spanish' McLaren gana puntos de cara a 2021]