Otra renuncia a los Juegos Olímpicos en España. Después de que Rafa Nadal decidiera no acudir a la cita de Tokio, Sergio García ha anunciado que no estará en el torneo de golf, aunque en esta ocasión no será por su estado físico. El de Castellón ha explicado que su prioridad es clasificarse para la próxima "Ryder Cup" y que si ya estuviera entre los elegidos para el equipo de Europa, habría acudido sin ninguna duda: "Para mí siempre es un honor representar al país".

Noticias relacionadas

La justificación del golfista viene porque "representar a España es una enorme responsabilidad", cuestión que "requiere estar con la cabeza al 100 por ciento en esa competición". El español, que luchó por la medalla en Río 2016, ha hecho primar la parte deportiva por la que el torneo de los Juegos Olímpicos no es el más importante de la temporada. Algo que también sucede en otras modalidades y que resta el prestigio a la cita olímpica.

García es consciente de que "por mi edad, se pone cada vez más difícil clasificarse". Aún así, pudiendo ser estos sus últimos Juegos Olímpicos, el castellonense ha dado preferencia a poder estar en una de las grandes citas del año en el mundo del golf por encima de la llamada para acudir a Tokio. Aún así, cree que España "estará representada de la mejor manera y que lucharemos por las medallas en Tokio". Jon Rahm, vigente campeón del US Open, sí estará.

El que fuera campeón del Masters de Augusta de 2017, de esta forma, no estará entre los olímpicos que representarán a España desde el próximo 23 de julio en la capital japonesa. La polémica está abierta entre el COE y algunos deportistas que han decidido rechazar su plaza olímpica.

Comunicado

Ha sido una de las decisiones más difíciles de mi vida. Me encantan los Juegos Olímpicos y para mí siempre es un honor representar a España, sin embargo mi prioridad deportiva en estos momentos es la Ryder Cup. Todo el mundo sabe lo que representa para mí esa competición. Mi objetivo número uno es clasificarme para el equipo europeo por mis propios medios sin tener que esperar a posibles invitaciones. Representar a España en unos Juegos Olímpicos es un orgullo y una enorme responsabilidad y requiere estar con la cabeza al 100 por ciento en esa competición.

Si estuviera clasificado para la Ryder los habría jugado con absoluta seguridad, pero sin tener los cinco sentidos puestos ahí, prefiero ceder la oportunidad a otro jugador, que le pueda dar la mejor opción de medalla a nuestra gran España. Sé que por mi edad se pone cada vez más difícil clasificarse, pero voy a poner todo de mi parte para poder estar en los próximos Juegos. Estoy convencido de que España estará representada de la mejor manera y que lucharemos por las medallas en Tokio. Yo estaré apoyándoles con todas mis fuerzas para que esto ocurra.

[Más información: Rafa Nadal no jugará ni en Wimbledon ni en los Juegos Olímpicos]