Gareth Bale salió en el minuto 62 y salvó al Real Madrid de su mayor ridículo en años en el minuto 62. El galés, que reapareció tras sus múltiples lesiones, no necesitó ni un minuto, solo segundos, para rescatar a un equipo que rozó la ruina. El Fuenlabrada estuvo muy cerca de dinamitar el proyecto blanco. Llegó a ver que la hazaña de eliminar al Madrid era posible. Sacó un empate y hasta eso les sabrá a poco. Merecieron más. [Narración y estadísticas: Real Madrid 2-2 Fuenlabrada]

Noticias relacionadas

Justo antes de la aparición de Bale, 'Cata' Díaz había mandado un cabezazo al larguero. El Bernabéu estaba hundido, solo se levantaba para pitar y amenazaba con incendiar la tensa calma que allí se vivía. El Madrid estaba perdiendo ante un 2ªB en su campo y, lo que es peor, estaba siendo bailado por el Fuenlabrada, que tuvo muchas ocasiones para clasificarse. En la primera parte, la superioridad del 'Fuenla' sobre el Madrid fue insultante.

Es difícil de creer, pero sí, el Madrid estuvo al borde de una hecatombe solo comparable a la de hace ocho años en Alcorcón. Otro equipo del sur de Madrid, líder de su grupo de Segunda División B, se paseó como quiso por el Bernabéu. Fue un bochorno para los de Zidane, que dejaron una imagen impropia de su nivel. El campeón de Europa llegó a jugar a merced del Fuenlabrada. 

Luis Milla Jr. celebra su gol en el Bernabéu, el que era el 0-1. EFE

Ya es grave para el Real Madrid que tenga que necesitar a Bale para remontar a un equipo humilde de 2ªB. Pero esa fue la realidad. Hasta el minuto 62, los blancos estuvieron acongojados, en shock, al borde del fracaso. El Fuenlabrada se adelantó en la primera parte con un fuerte disparo de Luis Milla (hijo del exfutbolista de Barcelona y Madrid) en el que 'cantó' Keylor Navas. Y a partir de ahí empezó a asustar con varios acercamientos, algunos de ellos muy peligrosos.

Un cabezazo de Matheus Aias que paró Keylor Navas y un disparo de Hugo Fraile nada más comenzar el partido ya fueron ocasiones muy claras para que el Fuenlabrada, sin exagerar, hubiera como mínimo empatado la eliminatoria (fue un 0-2 en la ida). Así estaba la Copa cuando el 'Cata' Díaz remató de cabeza y el larguero del Bernabéu vibró. No reventó el estadio porque apareció Bale. El Madrid había tocado fondo.

Zidane llamó entonces al galés y lo que era un Madrid errático, insulso y sin ningún tipo de tensión pasó a ser un Madrid que salvó la papeleta. Ni un minuto tardó en inventarse el galés un centro precioso y preciso que remató de cabeza Borja Mayoral. Ahí se acabó la eliminatoria gracias a Bale, que cambió todo sin necesidad de hacer un gran esfuerzo. Con su calidad sobró.

La misma conexión se repitió 10 minutos después y Bale sacó de la nada una ocasión, previa a una exquisitez con un tacón. Su disparo lo paró Pol Freixenet, pero el rechace le llegó a Mayoral, que hizo doblete goleador aprovechando la aparición decisiva de Bale. 

El momento en el que Zidane llamó a Bale. Este cambio salvó al Madrid del desastre. EFE

Una vez con el 2-1, el Madrid volvió a dormirse y dejó que el Fuenlabrada empatara en el Bernabéu, un justo premio para los de Antonio Calderón que incluso se hace pequeño. No se exagera al decir que el equipo de 2ªB mereció ganar al Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Imagen pésima de un Madrid que vio muy de cerca una catástrofe futbolística. En Fuenlabrada ganó gracias a dos penaltis y en la vuelta ha sido incapaz de derrotar a su rival. Pasa a octavos de Copa, pero el baile que les dio el Fuenlabrada siempre quedará ahí. Que den gracia los madridistas a Bale. Él les salvó del mayor ridículo en muchos años. 

Ficha Técnica

Real Madrid: Keylor Navas, Achraf, Tejero, Nacho, Theo Hernández, Marcos Llorente, Kovacic (Seoane), Marcos Llorente, Dani Ceballos, Óscar (Quezada), Franchu (Bale) y Borja Mayoral.

Fuenlabrada: Pol Freixanet, Fran García, Juanma, Cada Díaz, Athuman, Luis Milla, Álvaro Bravo (Portilla), Cristóbal Márquez, Annor (Juan Quero), Hugo Fraile y Matheus Aias (Dioni Villalba). 

Goles: 0-1 Luis Milla (25'). 1-1 Borja Mayoral (62'). 2-1 Borja Mayoral (70'). 2-2 Portilla (89').

Árbitro: González Fuertes (colegio asturiao). Amonestó a Óscar (Real Madrid) y Matheus y 'Cata' Díaz (Fuenlabrada).

Estadio Santiago Bernabéu. Vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey. 49.638 espectadores.