El partido Real Sociedad - Barcelona de Copa del Rey (0-1) no fue el más polémico de los últimos tiempos. No hubo grandes acciones decisivas que influyeran en el resultado final, pero si jugadas aisladas que fueron cabreando a unos y otros.

Noticias relacionadas

Tras un encuentro más táctico que vistoso, la afición de Anoeta se fue con una sensación de agravio comparativo en el tema arbitral. Hubo algunas acciones claves que les hicieron pensar que perjudicaron a la Real Sociedad, que además venía también de haber sido perjudicada por el horario del partido. Los donostiarras habían jugado el lunes en Málaga, mientras que el Barcelona lo había hecho el sábado. Los culés tuvieron 50 horas más de descanso que el equipo vasco.

Con ese cabreo, algunas decisiones del colegiado González González calentaron a la hinchada de la Real Sociedad. Ya venían calientes porque este árbitro fue el que, según ellos, les perjudicó en una eliminatoria de semifinales de Copa del Rey ante el Barcelona en 2014. El partido se fue enrareciendo por esos fallos y acabó con las críticas de los jugadores del equipo dirigido por Eusebio. Al acabar el partido, algunos futbolistas de la Real cogieron el móvil y mostraron toda su impotencia por el arbitraje.

Illarramendi fue uno de los jugadores que más criticó al árbitro. "Otra vez lo mismo de siempre! Otra vez..." escribía el exfutbolista del Real Madrid, que ya alguna que otra vez criticó las ayudas arbitrales al Barcelona. Illarramendi se llevó la contestación de Rakitic. El croata dijo después que "es fácil poner un tuit y hacerse el listo". El centrocampista vasco más tarde le contestaría. "Aquí todos se quejan, aquí nadie se calla, ellos también se quejaron, todos hablamos. Que mire él su móvil para ver algunas imágenes del partido".

¿Cuáles son las jugadas que indignan a los aficionados y jugadores locales? En primer lugar, una expulsión perdonada a Messi. El argentino no dio ninguna patada, pero con dos acciones que marca el reglamento como tarjeta amarilla debió ser expulsado. Primero por perder tiempo en una falta, esperando durante bastantes segundos el lanzamiento y, cuando iba a volver a poner el balón en juego, cedérselo finalmente a un compañero. Ahí sí le sacó el colegiado una amarilla. En la segunda parte, Messi se puso delante del balón, impidiendo el saque de una falta de Illarramendi, que no había pedido barrera. También era amarilla. El árbitro, al lado, le perdonó la expulsión.

La segunda de las jugadas criticada por parte de la Real fue un fuera de juego pitado a Zurutuza. Fue justo después de que el trencilla no expulsara a Messi. El jugador de la Real partía desde fuera del área y estaba dos metros en posición legal. El linier pitó fuera de juego, a pesar de que seis jugadores del Barcelona habilitaban a Zurutuza. El jugador vasco también se quejó por Twitter.

A la lluvia de críticas de los jugadores de la Real Sociedad se unió Sergio Canales, que salió en la segunda parte al partido. El exjugador del Real Madrid, Valencia y Racing entre otros se preguntaba porque había pitado en la jugada de Zurutuza un fuera de juego.