El futuro de Antoine Griezmann puede estar lejos del FC Barcelona. El delantero francés no ha terminado de despejar las dudas sobre su adaptación al equipo azulgrana y lleva meses protagonizando rumores sobre una marcha del club catalán. Ahora, con la situación de debilidad económica del club y sus últimas polémicas, el traspaso parece más cerca que nunca. La entidad culé necesita fondos y liberar masa salarial y Griezmann es de los pocos jugadores que genera interés entre los grandes.

Noticias relacionadas

El delantero galo tiene contrato hasta 2024 con el Barcelona, por lo que no hay renovación a la vista ni finalización de dicho vínculo. La única solución sería un traspaso que diera cierto oxígeno en el seno del club blaugrana. Y el aliado perfecto puede ser un Manchester City que busca delantero y que ya está acostumbrado a protagonizar fichajes de grandes cifras económicas. Según Footmercato, el equipo de la Premier se ha interesado en Antoine.

Ha sido el propio Pep Guardiola el que, según dicha información, ha contactado con Antoine Griezmann para conocer de primera mano cuál es su situación. El técnico catalán pretende saber si el galo tiene opciones reales de salir del Barcelona y si estaría dispuesto a sumarse al proyecto del Manchester City.

Al-Mubarak, presidente del Manchester City, con Pep Guardiola Reuters

Su fichaje, eso sí, sería en sustitución del de Harry Kane. El actual delantero del Tottenham es la primera opción del Manchester City, que está dispuesto a fichar un atacante tras la salida de Agüero al Barcelona. El goleador británico, sin embargo, no saldría nada barato y las exigencias económicas del Tottenham pueden encallar la negociación. Ahí entraría un Griezmann cuya salida sería más sencilla a la vista de las complicaciones financieras del Barcelona.

Ronald Koeman, preguntado sobre el futuro de Griezmann, ha sumado una nueva incógnita al no mostrar demasiada contundencia. Aunque "es muy importante" para el equipo, el francés no tiene la continuidad asegurada. "Voy a contar con todos los jugadores que tenemos. Si hay algún cambio habrá que aceptarlo, pero son decisiones que debe tomar el club. Está claro que la prioridad es que Messi se quede", ha recalcado el entrenador holandés. 

Su polémica racista

La situación de Griezmann se ha visto agradaba por una polémica racista. El delantero fue grabado por Dembélé durante una gira presuntamente en 2019. En las imágenes, ambos jugadores franceses realizan afirmaciones de tintes racistas riéndose de los empleados asiáticos que les atienden. Una grabación que no ha pasado desapercibida y que ha generado cierto malestar con los dos atacantes.

A Griezmann, concretamente, le ha costado hasta un contrato con Konami. Y el Barcelona ya ha recibido la queja oficial de Rakuten, patrocinador vital para los ingresos azulgranas. El francés, entre dudas y críticas, se postula como uno de los posibles traspasos sorpresa del verano.

[Más información - El 'caso Griezmann' se reabre: 'El Principito' del Atlético de Madrid que nunca convenció al Barça]