La tanda de penaltis decidió el destino de la Selección en la Eurocopa, poniendo fin a su participación en el torneo en la semifinal contra Italia. Para muchos es la forma más dolorosa de decir adiós a una competición así y algunos no dudan en señalar que es una injusticia que se tenga que decidir así un partido tan importante. Algo parecido piensa Gerard Piqué, futbolista del Barcelona y exinternacional con España.

Noticias relacionadas

El central colgó un tuit tras la eliminación de la Selección que rápidamente cobró gran repercusión en las redes. Reflexionaba acerca de hasta qué punto eran justos los penaltis y, sobre todo, la trascendencia que tenía en el devenir de estos el simple hecho de ser el equipo que lanza primero o después.

"No es casualidad que las cuatro tandas que ha habido tanto en la Eurocopa como en la Copa América haya ganado el equipo que primero tira. Las estadísticas dicen que el primero tiene más opciones y en un torneo así no me parece justo que un sorteo haga que empieces con desventaja", escribió Piqué.

Es curioso que horas después de su mensaje se jugó otra tanda de penaltis. Fue en la Copa América, entre Argentina y Colombia. Fue la selección cafetera la que empezó lanzando, pero aún así acabó derrotada. Es la excepción a la 'regla' de Piqué, ya que es obvio que la estadística sigue diciendoo que es más fácil que gane el que primero lanza.

Y, ¿cómo se podría arreglar esto? Pues eso fue lo que le preguntaron a Piqué, que dio una interesante idea: "Creo que el mejor formado es ABBAABBAAB... De esta manera los equipos si no fallan van alternando el ir por delante. Anímicamente cambia mucho ir por delante o por detrás", dijo.

Lo que propone Piqué sería una revolución en el fútbol, pero no es tan sorprendente en algunos otros deportes. Por ejemplo, este es el mismo formato que se utiliza en los tie-break en el tenis, alternando los saques de un tenista y otro sin que ninguno de ellos vaya siempre a 'remolque'.

[Más información: Las imágenes del deporte: la 'mentira' de Jordi Alba a Chiellini... y el enfado de Piqué por los penaltis]