La Eurocopa perdió sentido en el segundo día con partidos del torneo. Dinamarca y Finlandia se enfrentaban este sábado en su jornada 1. Antes de llegar al descanso, el jugador de 29 años, Eriksen, se desplomó en el césped mientras se producía un saque de banda. Perdió el conocimiento y fue asistido por los servicios médicos. Tras más de 15 minutos, fue trasladado en camilla y escoltado por sus compañeros al hospital.

Noticias relacionadas

La dureza de las imágenes hizo que el mundo del deporte y del fútbol en particular se volcara con Eriksen. Jugadores y clubes mandaron sus mensajes de apoyo y ánimo al danés. Luka Modric, jugador del Real Madrid, fue uno de los primeros. También el FC Barcelona, que le pedía fuerza para salir lo mejor posible de la situación.

Minutos después, la UEFA confirmó que había sido trasladado al hospital y que estaba estabilizado. Un avance de su parte médico esperanzador, igual que una imagen del propio jugador consciente mientras abandonaba el césped. Además, por decisión de los jugadores, la UEFA anunció la reanudación del encuentro desde el momento en el que sucedió todo. Un gesto de apoyo que sus compañeros de selección replicaron varias veces durante lo sucedido.

El partido, sin embargo, fue suspendido en un primer momento por la UEFA tras lo sucedido. Compañeros de selección, muchos de ellos entre lágrimas, no estaban en condiciones para jugar. Tampoco los rivales, absolutamente conmocionados. Uno de los momentos más duros se vivió en el césped cuando la novia del jugador bajó al mismo terreno de juego, entre lágrimas, para intentar saber cuál era la situación de Eriksen. 

Una situación que cambió, como explicó la organización, una vez se conocieron los datos optimistas de Eriksen. Estable, consciente e incluso pudiendo hablar, según su propio representante.

[Más información - Las imágenes del horror en el Dinamarca - Finlandia: la secuencia del desvanecimiento de Christian Eriksen]