La selección de la sede del país en esta Eurocopa ha provocado mucha controversia. En principio iba a ser Bilbao con San Mamés, pero las desavenencias entre el País Vasco, la RFEF y la UEFA provocaron que todo terminase en Sevilla y el Estadio de La Cartuja. El principal motivo era la situación sanitaria y la asistencia de público, algo trascendental para el organismo internacional. Andalucía sí lo aseguraba, pero también otras zonas de España como acaba de ocurrir con Madrid para el España - Portugal.

Noticias relacionadas

Este amistoso se disputa el próximo 4 de junio en el Wanda Metropolitano y, a priori, estaba establecido sin espectadores en las gradas. Finalmente, la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha autorizado la celebración con público del partido. Las medidas que propuso en su plan de actuación la Federación Española de Fútbol fueron bien vistas, las mismas que incluían un 30 por ciento de aforo; es decir, hasta 22.590 personas podrán acudir.

Esto supone que vaya a haber más personas en las gradas del Metropolitano para apoyar a la Selección en un amistoso que en los encuentros de la Eurocopa. España jugará los tres encuentros de la fase de grupos ante Suecia, Polonia y Eslovaquia en La Cartuja, donde podrán entrar hasta 16.000 espectadores. UEFA, que prometió preferencia para las entradas a los que ya las tuvieran antes del aplazamiento del año pasado, sigue dando bastantes problemas a algunos.

Es curioso además que, mientras el ministerio de Sanidad prohibió el público en los estadios de Primera y Segunda División en las comunidades que no estuvieran en Fase 1 de su escala de la situación de la pandemia, ahora no ponga impedimentos a que eso ocurra en Madrid con la Selección. Las diferencias en cuanto a los procedimientos a la hora de actuar contra la Covid-19 entre los gobiernos autonómicos y el central siguen siendo una quimera incomprensible.

El plan

La Dirección General de Salud Pública ha establecido un procedimiento para que los espectadores acudan al choque. El público deberá acceder por los 110 tornos de las 34 puertas de acceso establecidas y por franjas horarias, según el acceso de entrada y la zona del estadio, para evitar aglomeraciones. Las mismas que se vieron, por ejemplo, en el mismo lugar durante la celebración del título; una incoherencia más de esta situación.

También los organizadores del evento tendrán que asegurarse de establecer controles de seguridad en todo el recinto del estadio, además de la señalética para ayudar a encauzar los flujos de entrada y salida de los espectadores. Asimismo, será obligatorio el uso mascarilla en todo momento, y estará prohibido fumar y el consumo de bebidas o comidas en las gradas.

[Más información: España prueba la vuelta del público a los estadios con el objetivo de triplicar el aforo en la Eurocopa]