El Valencia se convirtió en protagonista del día por lo sucedido ante el Cádiz. Diakhaby, jugador che, denunció insultos racistas de Juan Cala, jugador del cuadro andaluz. Toda la plantilla valencianista se retiró a vestuarios y, durante unos minutos, pusieron en riesgo la disputa del partido. Sorprendieron y acabaron disputando el encuentro, aunque desde la entidad han explicado que se saltó al césped tras el visto bueno del jugador y por miedo a una sanción.

Noticias relacionadas

El capitán Gayà, además de confirmar esta versión, mostró su apoyo al jugador: "Nos ha dicho que le ha insultado de forma racista. Hemos salido a jugar porque nos han dicho que nos podrían quitar los 3 puntos y alguno más. Él nos pidió que saliéramos. Está hundido, un insulto muy feo... Estamos con él a muerte", reconoció el líder del Valencia en Movistar.

Sin embargo, el club, por medio de un comunicado titulado "no al racismo", ha puntualizado dicha postura al subrayar que el club nunca quiso volver a jugar. "Mouctar Diakhaby se ha convertido hoy en otra víctima del racismo en el fútbol. Después de sufrir un intolerable insulto racista, todavía ha visto la tarjeta amarilla por protestar. Estamos orgullosos del apoyo que ha recibido Diakhaby por parte de sus compañeros y de la decisión de abandonar en bloque el terreno de juego", comienza indicando el Valencia.

"Confiamos en que se investigue este suceso. Para nuestra decepción, no se tomó ninguna decisión. El club en ningún momento insta a sus jugadores a volver al césped. El árbitro traslada a los jugadores las potenciales consecuencias de no volver al terreno de juego. Los jugadores, forzados a jugar bajo amenaza de penalización después de los insultos racistas y la tarjeta amarilla a Diakhaby, deciden regresar al terreno de juego", indica el comunicado.

"Diakhaby ha pedido a sus compañeros volver a salir al terreno de juego y luchar. Sus compañeros han respetado su voluntad. Lo que ha sucedido hoy no debería volver a ocurrir jamás en el fútbol. El Valencia CF está en contra del racismo y manifiesta su total apoyo a Diakhaby. Hoy es un día triste para nuestro deporte. Lo que hoy hemos perdido no es un partido, hoy se ha perdido el respeto y el espíritu del fútbol y el deporte", concluye la nota.

Javi Gracia, técnico del Valencia, aseguró en rueda de prensa que "el jugador estaba muy nervioso" y optaron por irse a vestuarios. "Le hemos comentado a Diakhaby que cómo estaba y nos dijo que no estaba para jugar, pero entendía que debíamos volver con la intención de conseguir una victoria, con un motivo más para pelearla", afirmó el entrenador che.

La defensa del Cádiz

El conjunto andaluz emitió un comunicado defendiendo la "honestidad" de su plantilla ante las acusaciones realizadas en las últimas horas. El Cádiz, tanto por medio de esa nota oficial como con su entrenador como portavoz, mostró su condena de cualquier acto racista, aunque reafirmando su confianza en Juan Cala. El central, señalado por Diakhaby, negó los hechos en varias ocasiones a sus compañeros.

[Más información - 2020, el año en el que el deporte se propuso erradicar el racismo]