Las redes sociales se han convertido en nuestro pan de cada día. Lo que hace unas décadas era el sueño de unos pocos, o unos locos, ahora es de uso habitual. Personas de todas las edades tienen al menos un perfil en las diferentes plataformas para diferentes usos: jugar, ligar, escribir, dejar tus reflexiones o solo colgar fotografías y experiencias.

Noticias relacionadas

La privacidad queda en un segundo plano. Si bien es cierto que puedes 'capar' tus perfiles cuando eres anónimo, más complicado es mantener estos cerrados cuando eres una figura pública. Mensajes, críticas e incluso amenazas. Se ha visto ya de todo, pero eso no debe hacer pensar que esto debe ser lo normal.

Por eso es por lo que Thierry Henry ha dicho 'basta'. Basta al ciberacoso, al racismo, a esconderse bajo un perfil para causar daño a otras personas. La leyenda del fútbol francés sorprendió a todos hace unos días publicando un comunicado en sus redes tan breve como conciso.

Thierry Henry, en un partido como entrenador en la Champions League Kiko Huesca Agencia EFE

"Me retiraré de las redes sociales hasta que los dueños sean capaces de regular sus plataformas con el mismo vigor y ferocidad que lo hacen actualmente cuando infringen los derechos de autor. El gran volumen de racismo, intimidación y tortura mental de las personas resulta demasiado tóxico para ignorarlo. Tiene que haber algo de responsabilidad", comenzó escribiendo en Twitter.

"Es demasiado fácil crear una cuenta, usarla para intimidar y acosar sin consecuencias y aún así permanecer en el anonimato. Hasta que esto cambie, deshabilitaré mis cuentas en todas las plataformas sociales. Espero que esto se solucione pronto", apuntilló el exfutbolista de equipos como el Arsenal o el Barcelona.

Cesc Fàbregas y Thierry Henry, en un partido del Arsenal Reuters

El exfutbolista habló después con el medio Good Morning Britain, donde plasmó todo el problema del ciberacoso: "No son un lugar seguro en este momento. Hablo de intimidación, acoso... la gente se suicida por eso. Es difícil erradicarlo todo, pero ¿puede ser más seguro? Es una gran herramienta, aunque la gente la usa como arma".

"Sé que la gente dirá 'libertad de expresión', pero vas a un cine y no puedes gritar lo que quieras, en un aeropuerto no puedes gritar lo que quieras... Todo lo que quiero es responsabilidad, no puede ser simplemente eliminar una cuenta porque se puede abrir otro perfil de nuevo", reivindicó el ahora entrenador.

Llaman al boicot

Las redes sociales tienen dos caras. Por un lado, están aquellos que admiran a sus ídolos y que se encargan de mandarles cariño y apoyo, pero también están los que dedican su tiempo al desprestigio, a los insultos, a dañar la imagen e incluso a actos más graves que pueden llegar incluso a las amenazas.

Algunos futbolistas, entrenadores, además de otros deportistas, cantantes, actores y resto de personajes públicos, no han dudado en su momento en denunciar esto e incluso en enfrascarse contra algunos de estas personas que acosan en las redes sociales en disputas que no tardan en ser noticia.

La postura que ha tomado Henry, en un acto de concienciación sobre algo que no se puede permitir, puede ser seguida muy pronto por otros. Daily Mail ha publicado en exclusiva que los jugadores del Arsenal apoyan a la leyenda de los gunners, hasta el punto de estar reflexionando seguir su ejemplo.

Odegaard celebra con sus compañeros un gol del Arsenal Reuters

#StopOnlineAbuse es una campaña lanzada por el Arsenal para acabar con el ciberacoso. Una maniobra también en dirección a aumentar la presión sobre las empresas que manejan las redes sociales, pero los propios jugadores habrían hablado sobre la opción del boicot.

Así, según el tabloide británico, los futbolistas del Arsenal han discutido a lo largo de los últimos días acerca de un plan de acción para enterrar del vocabulario en las redes palabras como 'odio', términos racistas y otros vocablos discriminatorios. De hecho, en el conjunto londinense son varios los jugadores que han sufrido este tipo de acoso.

Xhaka ya lo denunció después de recibir mensajes indignantes y condenables a su familia, mientras que Nketiah o Willian también saben lo que es sufrir insultos racistas en sus perfiles de Twitter o Instagram. Es por eso por lo que las conversaciones entre los dirigentes del Arsenal y los futbolistas, tanto del equipo masculino como del femenino, meditan un plan de acción.

Gareth Bale celebra un gol con el Tottenham en la temporada 2020/2021 Reuters

Otros como Gareth Bale también han hablado sobre la medida de Thierry Henry y no ha dudado en señalar que estaría dispuesto a sumarse a la causa: "Si todo el mundo lo hiciera, no solo una o dos personas, me uniría. Si fuera una campaña con mucha gente influyente en el deporte y otras áreas, si se hiciera un comunicado, pienso que podría ayudar. Si fuera el caso, lo apoyaría al máximo".

El ciberacoso

En el ciberacoso se incluye cualquier acto de enviar, publicar o compartir contenido negativo, perjudicial, falso o cruel sobre otra persona. Este acoso puede derivar en consecuencias graves e incluso en pensamientos o intentos de suicido por aquellos que son víctimas de ello. Además, también existe la pérdida de autoestima cuando el acoso es grave y persistente.

Thierry Henry ha sido el primero en tomar una postura radical contra el acoso en redes sociales, pero según el medio anteriormente citado, son varios los clubes de la Premier League que estudian cómo entrar en acción ante la ausencia de medidas por parte de las empresas de las redes sociales.

La situación se encuentra en un punto de inflexión que puede marcar un antes y un después. Por ejemplo, el Arsenal ha emitido una lista con las demandas que exigen a las empresas de las redes sociales: verificación de los usuarios con una identificación, bloqueo de mensajes ofensivos incluso antes de ser recibidos y que estas plataformas mejoren sus medidas para hacer frente a los abusos.

Facebook

Facebook ha tomado medidas de inmediato. El domingo comunicó que había suprimido las cuentas que habían publicado comentarios racistas contra Rabbi Matondo y Ben Cabongo. Medida que llegó después de que Matondo denunciase los hechos de manera pública.

Una portavoz de Facebook, que también tiene los derechos de Instagram, señaló que no iban a tolerar este tipo de comportamientos en sus plataformas: "No toleramos los insultos racistas en Instagram y hemos suprimido las cuentas que habían enviado este tipo de mensajes a Ben Cabango y Rabbi Matondo este fin de semana".

"Hemos introducido funciones que permiten a las personalidades públicas no recibir más mensajes privados de personas que no siguen y hemos anunciado recientemente que tomaremos medidas más estrictas cuando personas no respeten los reglamentos en los mensajes privados", añadió la portavoz.

[Más información - Henry se declara: "Me gustaría entrenar algún día al Barcelona"]