El Villarreal ya es equipo de octavos de final tras ganar por un 2-1 al Salzburgo. El equipo de Unai Emery remontó y consumó el triunfo a pocos minutos para el pitido definitivo desde el punto de penalti. Daka metió presión, pero Gerard Moreno sostuvo al equipo de Castellón. [Narración y estadísticas: Villarreal 2-1 Salzburgo]

Porque la noche no comenzó nada bien para el Villarreal. Si bien era el equipo de Emery quien dominaba el encuentro sin demasiadas complicaciones, el Salzburgo sabía perfectamente que la remontada debía iniciarse pronto. Apostaron por una presión alta en busca del error local. Y ese llegó. Justo antes del minuto 20 de partido, y con los delanteros presionando hasta el área rival, el Villarreal perdió la tensión y regaló el primer tanto del encuentro.

Rulli recibió, intentó mantener la posesión con un pase en corto a Pau, pero el Salzburgo estuvo atento y Berisha anotó el tanto sin mayor complicación. El gol suponía todo un golpe a la moral de un Villarreal que veía opciones de sufrir una remontada de un equipo con pasado Champions. Emery encendía las alarmas en busca de la reacción de los suyos.

Gerard Moreno tras marcar con el Villarreal Reuters

Tardó en llegar. Porque el Salzburgo se creyó sus opciones y buscó igualar la eliminatoria. Daka perdonó, apenas unos minutos después, con una buena llegada por banda que terminaba con un remate escorado y fuera de los tres palos. No sería hasta el minuto 40 cuando Gerard Moreno, el timón del Villarreal tanto en la ida como en la vuelta, se sacara de la chistera un nuevo golazo.

Gerard Moreno manda

Recibió en el área, logró regatear al portero y, lejos de ponerse nervioso por el posicionamiento de los defensas en la línea de gol, colocó el esférico para empatar el partido a uno y rebajar los ánimos del cuadro visitante.

El Villarreal ya había sofocado esa rebelión de un Salzburgo que quería dar el golpe. Con esas, la segunda mitad apenas tuvo demasiadas subidas de tensión para el Submarino Amarillo. Solo en una ocasión se estuvo al borde del pánico después de que se señalara un penalti por mano. El colegiado revisó la jugada y observó que el defensa del Villarreal la había dado de rebote y sin voluntariedad. La acción quedó en nada, el banquillo del Salzburgo estalló y en el conjunto local triunfó la calma.

Gerard Moreno, una vez más, sentenció desde el punto de penalti antes de llegar al tiempo extra y confirmó la presencia del Villarreal en los octavos de final de la Europa League.

Villarreal 2-1 Salzburgo

Villarreal: Rulli, Jaume Costa (Foyth, 82'), Albiol, Pau Torres, Pedraza (Moi Gómez, 65'), Trigueros, Capoue, Parejo (Álex Baena, 90'), Estupiñán, Paco Alcácer (Chukwueze, 65') y Gerard Moreno (Fer Niño, 90').

Salzburgo: Stankovic, Kristensen (Solet, 92'), Ramalho, Vallci (Wöber, 46') , Ulmer, Mwepu, Junuzovic, Bernede (Adeyemi, 60'), Aaronson (Sucic, 60'), Berisha y Daka (Svoboda, 92').

Goles: 0-1, 17' Berisha. 1-1: Gerard Moreno. 2-1, 89' Gerard Moreno, de penalti.

Árbitro: Felix Zwayer (GER). Amonestó por el Villarreal a Jaume Costa y por el Salzburgo a Vallci, Mwepu, Adeyami y Daka, además de al entrenador visitante Jesse Marsch.

Incidencias: partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Liga Europa disputado en La Cerámica sin público.