Kylian Mbappé fue un continuo dolor de cabeza para la defensa del Barcelona durante todo el partido. El delantero francés, autor de un hat-trick en el Camp Nou, fue el hombre del encuentro que acabó 1-4 a favor del PSG; normal que se las vieran con él en varios momentos del choque los futbolistas culés. Han salido a la luz unas imágenes de su tenso cara a cara con Jordi Alba durante un córner.

Noticias relacionadas

Hay un pique entre Mbappé y Alba, mientras un jugador del PSG se prepara para lanzar el saque de esquina. "No me toques", se le escucha decir al ariete galo a Sergiño Dest gracias a la ausencia de público y el silencio absoluto que hay en los campos en competición europea. Entonces es cuando Jordi Alba se mete de por medio para encender la mecha: "Te ha pedido perdón", le dice mientras se encara con él.

El lío va a más cuando Alba pasa a provocar a Mbappé y le llama "agrandado". "Eres un agrandado", le repite hasta en dos ocasiones. Tras esto, es Mbappé el que busca a Alba en el córner y se pone frente a frente: "En la calle yo te mato", le dice retándole para después irse. "¿A quién vas a matar... a quién vas a matar?", se le oye decir a Piqué y Alba añade: "El tío está aprendiendo...", dice justo antes de producirse el lanzamiento de esquina.

Las redes no han tardado en arder tras salir a la luz las imágenes. Mbappé, que es el gran deseo de la mayor parte de la afición madridista, ha sido aplaudido por muchos de ellos por poner freno de esa manera a las provocaciones de Alba. Su pique con la defensa azulgrana añadiría más salsa a un Clásico en el que el '7' estuviera vestido de blanco, aunque se han conocido más detalles de la decisión que pudo cambiar la historia por completo: el día que el Barça dijo 'no' al fichaje de Mbappé.

Las diabluras de Mbappé

Saltaron chispas entre Mbappé y los jugadores del Barça. El '7' de Mauricio Pochettino fue una pesadilla para el equipo azulgrana, sobre todo para Piqué. El central catalán, que regresó de su lesión este martes, lo pasó mal para frenar a Mbappé y hasta dejó una imagen icónica agarrándo la camiseta del delantero que se iba a la carrera. La imagen se ha hecho viral y es, además, la portada de L'Équipe de este miércoles.

Piqué agarra a Mbappé Reuters

A sus 22 años, la estrella de París firmó, al fin, una prestación de talla en un partido de galones, algo que le pedía la afición, molesta por su falta de prestancia en los duelos de importancia.

Lo hizo en su primera visita al Camp Nou y en su segundo duelo contra Messi. Como en el primero, en octavos de final del Mundial de Rusia, Mbappé logró salir fortalecido frente al argentino, brillar por encima del pedigrí del '10' de Rosario.

Mbappé pareció dejar al lado los complejos, la presión de tener que ser una estrella a toda costa, y en un PSG disminuido por las lesiones se echó a las espaldas al equipo para sacar a relucir todas las carencias de la defensa blaugrana.

[Más información: El Barça tuvo cerrado a Mbappé y dijo 'no': al descubierto la conversación que fue clave]