Victoria para Osasuna en un partido muy disputado ante el Eibar que tuvo fases de muy buen juego por parte de ambos equipos. Dos conjuntos marcados por su carácter defensivo que se dejaron ver por el área rival más de lo esperado. Al final, el tanto de Budimir casi al final del encuentro hizo justicia en favor de los de Jagoba Arrasate que se llevan los tres puntos [Osasuna 2-1 Eibar: Narración y estadísticas]

El buen partido de Bryan Gil no fue suficiente para hacer que el Eibar pudiera puntuar a domicilio. El jugador cedido por el Sevilla se confirma como una de las grande sensaciones de La Liga a pesar de que en este encuentro no consiguió ver puerta. Sí asistió con maestría para el golazo de Kike García.

El encuentro entre Osasuna y Eibar estuvo tremendamente igualado desde el inicio, donde ambos conjuntos rechazaron intentar salir combinando desde atrás y fieles a su filosofía, buscaron constamente balonces en largo y mucha pelea en las segundas jugadas. En uno de esos balonces colgados por el meta Sergio Herrera llegó la primera para Osasuna. En el minuto 12, Budimir estuvo a punto de adelantar a los navarros, pero el ariete, tras zafarse de los centrales, no acertó con la portería armera. Acto seguido, los de Mendilibar respondieron con un disparo desviado desde la frontal de Kike García tras una buena jugada de Byran Gil. 

Casi sin tiempo para recuperar el aliento, Osasuna se adelantó en el marcador con un golazo de Calleri. Jugada que nació en un saque de banda, ruptura de la defensa del Eibar con un par de paredes y tras ganar línea de fondo, balón raso y medido para la llegada de Calleri que la ponía con mucha calidad lejos del alcance de Dimitrovich en el minuto 18. 

Los de Jagoba Arrasate, espoleados por el tanto inicial, se lanzaron en busca del segundo y cerca estuvieron de lograrlo en un remate imperial de cabeza de Lucas Torró. Apareció Dimitrovich con una mano salvadora. Tras aguantar el chaparrón, el Eibar fue poco a poco despertando en el partido. A medida que aparecía Bryan Gil entre líneas, sus opciones de empatar aumentaban. El jugador cedido por el Sevilla era una tortura para la defensa rojilla apareciendo por ambas bandas. Tras una arrancada desde el sector izquierdo, se sacó un potente latigazo al palo corto que obligó a emplearse a fondo a Sergio Herrera. 

El equipo de Mendilibar pasó a tener el control del esférico durante la recta final del primer tiempo y, tanto fue el cántaro a la fuente, que Kike García lo terminó rompiendo con otro gol soberbio. Jugada de, como no, Bryan Gil por banda derecha, balón en profundidad para el delantero que con una maniobra genial controló y disparó en décimas de segundo al fondo de la red. El cuadro armero lograba la igualada antes del descanso. 

Oier gana un balón en el centro del campo EFE

Pérdida de brillo

La segunda mitad fue mucho peor que la primera. Más intensa, con muchos parones y poco fútbol. Pasaron muchos minutos hasta que alguno de los dos equipos consiguió inquietar al guardameta rival. El miedo se apoderó de ambos técnicos que mandaron replegar a sus plantillas a la espera de que llegara la parte caliente del encuentro. 

Solo Bryan Gil, el verso libre de este Eibar y del partido, pretendía ofrecer algo distinto. El conjunto visitante pudo hacer el segundo con una gran ocasión mediada la segunda mitad, pero el disparo de volea se marchó desviado por poco. Osasuna también tuvo la suya antes del final del partido gracias a un disparo tremendo de Moncayola, sin embargo, Dimitrovich dejó una de las paradas de La Liga. Estirada colosal del meta del Eibar que tocó lo justo para que el balón se estrellase contra el larguero y saliera lejos de sus dominios. 

Con ese disparo, Osasuna avisó al Eibar de que los tres puntos se iban a quedar en casa. En el minuto 87, cuando muchos ya daban por hecho el reparto de puntos, apareció el goleador de Osasuna, Budimir, para darle la vuelta a sus pensamientos. En una jugada muy polémica porque se pidió fuera, y también de mucha suerte, Budimir aprovechó un gran centro raso desde la banda derecha. Remató, pero su disparo fue repelido, aunque el propio rechace le volvió a golpear y terminó dentro. Gol con mucha suerte, pero gol al final y al cabo que vale tres puntos. 

Osasuna 2-1 Eibar

Osasuna: Sergio Herrera, Nacho Vidal, Aridane, David García, Manu Sánchez; Kike Barja (Roberto Torres, 63'), Oier (Moncayola, 63'), Torró, Rubén García (Íñigo Pérez, 90'); Calleri (Adrián, 71'), Budimir (Gallego, 90').

Eibar: Dmitrovic; Arbilla, Oliveira, Bigas (E. Burgos, 46'), Soares; Muto, Recio (Diop, 71'), Edu Expósito (Quique González, 90'), Bryan Gil; Enrich (Pozo, 71'), Kike García (Sergio A, 85').

Goles: Calleri 1-0 (18'), Kike García 1-1 (44)', Budimir 2-1 (87').

Árbitro: Figueroa Vázquez (Comité andaluz), asistido por Martínez Moreno y Carreño Cabrera.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimosegunda jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio El Sadar a puerta cerrada.