Fran García (Bolaños de Calatrava, 1999) es uno de los últimos 'productos' de La Fábrica del Real Madrid que con más fuerza ha aterrizado en el fútbol profesional. Cedido esta temporada en el Rayo Vallecano, que posee una opción de compra sobre él, su estreno más allá del filial blanco y la Segunda B está yendo sobre ruedas. El conjunto vallecano lucha por el ascenso a Primera y él es indiscutible en el once de Andoni Iraola.

Noticias relacionadas

Es un lateral zurdo de la escuela de los Marcelo o Roberto Carlos, a los que conoció en el Madrid y le han ayudado dándole consejos. La potencia y la llegada al área rival son su sello y es eso lo que le permitió marcar su primer gol como profesional hace bien poco. Fue en Copa del Rey y contra el Barcelona, el eterno rival del conjunto merengue.

EL ESPAÑOL habla con Fran García antes de afrontar este domingo un nuevo partido de liga contra el Tenerife. Volverá a pisar el césped del estadio de Vallecas, donde por la pandemia no ha podido coincidir con la afición pero a donde sí llega igualmente el aliento de un barrio obrero y guerrero como pocos. Este es Fran, una de las perlas del fútbol español que ya se ha estrenado con la Sub21.

Fran García El Español

Pregunta: ¿Qué tal Fran? Entrados en la segunda vuelta de Liga, ¿cómo la afrontas metido de lleno en la lucha por el ascenso?

Respuesta: Con ilusión. Al final, es mi primer año como profesional. Estoy contento, con ganas y con ambición de conseguir ese objetivo que llevamos luchando desde principio de temporada.

P: ¿Cuál es el secreto del Rayo de Andoni Iraola? Porque al principio parecía que todo el mundo os descartaba para estar ahí arriba...

R: El trabajo, la ambición, las ganas de seguir... Es seguir peleando por lo que uno quiere e ir a por ello.

P: ¿En qué dirías que te está yendo mejor esta experiencia en el Rayo?

R: A nivel profesional me ayuda a crecer, a seguir mejorando y conociendo gente que me ayuda a seguir dando pasitos poco a poco. Y en lo personal, a madurar. Entrar a un vestuario mucho más complejo que el de un filial, conocer a gente que te va a marcar.

Tampoco puedo decir mucho porque las cosas están yendo muy bien y no hemos tenido situaciones dificiles como para decir 'me ha marcado muchisimo esta situación'. Mejor así, que siga yendo todo rodado y que poco a poco logramos llegar a la recta final de la temporada teniendo nuestro objetivo en la mano.

No dudé en ningún momento de dar el paso, creía que tenía que salir de Segunda B

P: Me da la sensación de que estás contento de haber elegido al Rayo...

Desde el primer momento en el que se me dio la oportunidad, yo lo tenía claro. Llevaba mucho tiempo viviendo en Madrid y tampoco me pilla lejos de mi familia y mi gente. Ya tenía aquí mi vida. Me llamaron y no dudé en ningún momento de dar el paso porque yo también creía que tenía que salir de Segunda B. Que mejor forma que hacerlo en la misma ciudad y cerca de casa. No me equivocaba al tomar la decisión.

P: Vamos a irnos al principio de todo, ¿cómo empieza tu camino en el fútbol?

R: Empecé en alevines jugando en mi pueblo junto a mis colegas de clase. Quedamos campeones el primer año. El asegundo año de Alevín también, siendo el único qi elo había hecho en la región. Empezaron las convocatorias con la selección de Ciudad Real, luego la de Castilla-La Mancha. El Real Madrid se puso en contacto conmigo y ahí empezó todo.

P: En el fútbol, como siempre se ha dicho, llegan muy pocos hasta arriba, donde ya estás tú, ¿qué dirías que ha sido lo más difícil hasta ahora en tu carrera como futbolista?

R: Lo peor fueron las lesiones que me tocaron pasar con corta edad, que han sido unos cuantas. Pero bueno, ya quedan atrás. Toco madera de que haya sido una etapa pasada, ahora todo está bien y no he tenido ningún tipo de problema. Son cosas que te tocan vivir antes o después y siempre te vienen bien. A mi me han ayudado para darme cuenta de lo que realmente quiero e ir a por ello.

Roberto Carlos me ayudaba y me daba muchos consejos

P: ¿Ha habido figuras en las que te has ido fijando a lo largo de tu carrera?

R: Sí, por supuesto. El caso de Marcelo, a quien tuve cerca cuando subí algún día al primer equipo. Roberto Carlos, cuando estuvo con nosotros en el Castilla, me ayudaba mucho y me daba muchos consejos. Era como un entrenador personal, que ayudaba mucho. Son ellos los referentes que he tenido cerca y con los que podido contar con su apoyo.

P: ¿A quién dirías que te pareces sobre el campo?

R: Por cualidades y forma de juego, un lateral ofensivo del estilo Roberto Carlos. Marcelo es más técnico, más calidad. Por potencia y velocidad yo creo que Roberto. También es cierto que, por haber estado siempre ahí, Marcelo también es un referente.

P: Temporada de alegrías hasta ahora. Continuidad con el Rayo en liga, luchando por el ascenso y gol al Barcelona en Copa. ¿Qué sentiste en ese momento?

R: En ese momento no sabía ni que hacer. Tenía una dedicatoria para mi chica y una para mis amigos y no sabía ni donde meterme. Se me olvidaron las dos y llegué a casa y pensé 'madre mía, la que me va a caer' -risas-. No lo pensé, no sabía ni cómo reaccionar.

Puedes meter un gol en liga, hay más probabilidad. Pero en Copa, jugué solo un ratito contra el Elche, el Barça era el primero que jugaba y solo pensaba en disfrutar y competir, que es lo bonito que te da esta profesión. En ningún momento pensé en eso [marcar gol]. No sabía dónde meterme.

Fue mi primer gol como profesional y nada más y nada menos que al Barça. Y más por de donde vengo, que es el Real Madrid. Fue mucha alegría, en mi familia y todo. Me decían: 'Se ha visto que no sabías ni qué hacer'. 

Tenía una dedicatoria para mi chica y una para mis amigos y se me olvidaron las dos -risas-

Sobre su gol contra el Barça en Copa

P: Ojalá repetir gol contra el Barça el año que viene en Primera, ¿no?

R: Ojalá y fuera así -risas-.

P: Otra noticia buena que te trajo esta temporada fue la llamada de la Sub21. Son muchas cosas positivas en pocos meses.

R: Quería salir a Segunda, a un equipo como el Rayo que me brindó esa oportunidad. Una de las cosas que quería hacer era volver a la Selección y ver a muchos compañeros que llevaba tiempo sin verlos. Poder vestir la 'roja'. Huce un buen inicio de temporada, pero no lo esperaba. No pensaba que en tan poco tiempo pudiera tener tanta repercusión todo. Las cosas cuando curras, llegan. Fui paciente y tuve esa oportunidad.

P: ¿Qué tal fue la convocatoria? ¿Qué te llamó más la atención?

R: Sobre todo, el poder volver a compartir momentos con los compañeros. Volver a verlos. Había muchos que llevaba mucho tiempo sin verlos. Poder reencontrarte con ellos y poder disfrutar de la experiencia es lo que más te llevas.

P: ¿Cómo lidia un futbolista joven como tú cuando parece que solo le pasan cosas buenas? ¿Qué tratas de pensar?

R: Tratas de disfrutar y aprovechar lo máximo posible. En esta profesión un día estás arriba, al otro estás abajo. En una racha viene todo bien, en otra todo en contra. Hay que aprovechar que las cosas van bien, seguir trabajando para que dure lo máximo posible, abrir los brazos para todas las cosas buenas que vengan y hacerse fuerte para estar a la altura cuando no vaya todo tan bien.

Sí hubo una época que noté un poco más de presión. Pero, al final, no te puedes poner presión. Tienes que difrutar. Esto es una oportunidad más para seguir creciendo, ver dónde está el límite y si te pones obstáculos es imposible. Hay que tratar de disfrutar de las cosas, a mí lo que me gusta es ir a entrenar, ir a pasar tiempo con mis compañeros, mis amigos, y el fin de semana competir.

Fran García celebra su gol contra el Barcelona EFE

P: El contraste está en esa lesión que sufriste, que por suerte no acabó siendo nada grave. ¿En qué piensa un futbolista joven, que está empezando como profesional, cuando se teme una lesión así? ¿Cuál era tu mayor temor?

R: Los dos primeros días lo pasé muy mal. No quería ni pensarlo. Cuando lo recuerdo, pienso y digo menos mal que se quedó solo en un susto. Le tenía miendo a pasar por quirófano, a una lesión grave en el tren inferior. Lo que he tenido hasta ahora ha sido arriba y no me impedía mucho. Tocar rodilla... me daba miedo. 

La gente me ayudó a tranquilizarme, a mantener la calma, que no era fácil. Estuve tranquili a lo largo de una semana. Hicimos pruebas y poco a poco la rodilla fue mejorando. A partir de ahí fue un cambio total. No sé si fue la cabeza, qie en ese momento me metía más presión.

Todo salió bien. Los doctores, como ya dije en otra ocasión, decían que cómo podía ir tan bien la rodilla después de una contusión tan fuerte.

P: Cuando das tus primeros pasos en el fútbol, ¿las lesiones son lo que más agobia?

R: Sí. Cuando ves que tienes todo de cara y que por una lesión tienes que poner un alto durante un tiempo, te 'quema'. Pero no lo es todo, hay que tener calma y seguir currando.

Tengo 21 años y me apetece salir también, pero tengo que mirar por la gente cercana

P: Y con el tema pandemia, ¿cómo es la vida de Fran García ahora? 

R: Voya entrenar, termino, vuelvo a casa, algún día viene mi chica a mi casa o voy a la suya... Tratamos de salir lo menos posible porque hay mucha gente que lo está pasando mal. A mí me toco de cerca al principio de la pandemia y sé que es muy complicada esta situación. También mi madre trabaja en primera línea. Sé cómo va todo.

Soy joven, tengo 21 años y me apetece salir también, pero tengo que mirar por la gente que puedo tener cerca. Hay que tener siempre un poco de cabeza y decir aquí está el límite. Te pones a pensarlo y es lo mejor. No pones en riesgo a nadie y te cuidas tú.

P: ¿Crees que has tenido que renunciar a muchas cosas por ser futbolisa?

R: Renuncias a cosas, pero hago lo que a mí realmente me gusta y pienso que eso tendrá algo positivo al final del camino. Me levanto y voy a entrenar contento porque hago algo que quiero. Desde pequeño siempre me ha encantado y mis sueños, como cualquier niño tiene, eran jugar en Primera e ir a la Selección. Me ha quitado tiempo de quedarme hasta tarde con amigos o celebrar una fiesta, pero hay tiempo para todo. Ya habrá tiempo luego.

P: ¿En estos meses te has podido empapar de la identidad del Rayo? Ese sentimiento de barrio, de lucha...

R: No he podido estar con el estadio de Vallecas lleno y es una espinita clavada a día de hoy. Pero todo eso también se contagia de un compañero a otro, la forma de querer ir a por algo se pega. Cuando uno lo hace, arrastra al resto detrás de él. También yo soy competitivo, así que eso no me ha costado mucho cogerlo -risas-.

No he podido estar con el estadio de Vallecas lleno y es una espinita clavada

P: Esto de la pandemia lo enfría todo, pero qué ambiente ves en Vallecas en torno al equipo y el ascenso. 

R: La gente te manda mensajes para ir a por los partidos. Te da pena porque no puedes vivirlo en persona con ellos. Pero contar con el apoyo de la gente se nota y se ve que en casa somos uno de los mejores equipos de Liga. Fuera de casa iremos encontrando la dinámica.

P: ¿Y con la pandemia?

R: A parte de mandarte mensajes de ánimo, la gente también te dice que te cuides mucho, que vaya todo bien, que la familia esté bien... Eso se agradece. Aún sin conocerte, porque no he tenido la oportunidad de hacerlo, notas ese 'calor'. No te conocen, pero sabes que te tienen aprecio y eso a una persona que nos les conoce le llama mucho.

P: Para acabar, si tuvieras que pedir un deseo para el 2021 en lo colectivo, con tu equipo, y otro en lo individual, ¿cuáles serían?

R: En lo colectivo está clarísimo, sería ascender a Primera División. Para mí es la meta marcada en rojo al final de la temporada. En lo persona, seguir creciendo y mejorando como jugador y persona. Se trata de seguir dando pasitos poco a poco y ojalá el año que viene poder estar en Primera División.

[Más información: Fran García confirma que el Real Madrid es una 'Fábrica' de laterales]