El último enfrentamiento de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado entre el Real Betis y el Athletic han provocado una enorme polémica sobre unas imágenes de los jugadores del conjunto bilbaíno, concretamente de Iñaki Williams, en las que hablaba en euskera para evitar que los jugadores del Betis pudieran entenderles. 

Noticias relacionadas

El delantero del equipo de Marcelino García Toral le mandaba un mensaje a uno de sus compañeros en euskera de forma que se hacía indescifrable para la mayoría de jugadores del Real Betis. Una táctica sencilla e inteligente donde las haya que además resulta muy habitual en el conjunto vasco y muy efectiva. 

Esta especie de estrategia fue destacada por el programa El Chiringuito, mostrando las imágenes en las que Iñaki Williams le decía a uno de sus compañeros la palabra "luze", que en euskera quiere decir "largo". Con estas imágenes, se ponía en valor la astucia y la inteligencia de los jugadores del Athletic que usan en el campo de manera positiva algo particular en ellos, el hecho de poseer una lengua propia diferente a la de otras partes de España y, por tanto, difícil de descifrar para el resto.

Iñaki Williams felicita a Raúl García EFE

Sin embargo, el hecho de que se hayan destacado estas imágenes ha levantado ampollas en la clase política nacional que, por lo que se ve, estaba muy interesada en la eliminatoria de la Copa del Rey disputada este jueves. En lugar de hacer algún comentario del partido, han intentado crear polémica dando una interpretación totalmente equivocada de las imágenes y de los comentarios que estas han suscitado.

Los dos políticos en cuestión que más protagonistas se han mostrado en este conflicto han sido Pablo Iglesias, vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 en el Gobierno y secretario general de Podemos, y Gabriel Rufián, diputado de Esquerra Republicana de Catalunya.

Mensajes desafortunados

Tanto uno como han otro han lanzado dos mensajes incendiarios a través de sus redes sociales que pocos han entendido, ya que lo que manifiestan claramente es no haber comprendido ni el sentido de las imágenes ni el contexto en el que se han presentado y que pone en valor tanto la actuación de Iñaki Williams como la del resto de sus compañeros en algo que hacen habitualmente. 

Pablo Iglesias escribía el siguiente mensaje en sus redes sociales: "Vascos hablando en euskera entre ellos. Ahora sí que se rompe España". Además, acompañaba su frase de un emoticono que añadía más sorna a su inentendible mensaje. Por su parte, Gabriel Rufián publicaba lo siguiente: "¡Y OJO porque hay MÁS! ¡Los del BAYERN, la JUVE y el CHELSEA, también!". Así concluía el diputado de Esquerra su mensaje, mezclando por completo diferentes temas para terminar de demostrar que no habían entendido, en ningún momento, de que estaba tratando el tema. 

Por si esto fuera poco, han circulado también una serie de imágenes de Iñaki Williams en las que reconoce en algunas entrevista que los jugadores del Athletic utilizan en euskera para expresarse libremente en los partidos y evitar que los rivales les entiendan. Así se lo confesó a Pablo Motos en el programa El Hormiguero en una visita del jugador del Athletic al conocido programa de Antena 3. Esa confesión muestra la naturalidad de un hecho curioso y destacado que algunos han intentado disfrazar de ataque político. 

[Más información: El 'efecto Marcelino' también mete penaltis: el Athletic tumba al Betis y se mete en semis de la Copa]