Skyler Badillo tenía 20 años y trabajaba para el New York City. El equipo de la MLS contaba en sus filas con David Villa. Y la joven, según ha revelado en estos últimos meses, fue acosada sexualmente por el delantero español. Unas acusaciones que provocaron la apertura de una investigación en el club y que finalizó sin señalar al exprofesional. Igualmente, fueron negadas por el propio Villa y desde su entorno se defendió colaborar con la justicia.

Noticias relacionadas

La extrabajadora, que denunció los hechos en Twitter, ha hablado con The Athletic sobre lo sucedido. Badillo mantiene sus acusaciones sobre David Villa y denuncia que nadie en el club la tomó en serio. Además, antes las excusas que ha recibido de que fue todo un malentendido por la diferencia de culturas, la joven ha explicado que "no es lo mismo".

Los hechos se produjeron cuando ella tenía 20 años y David Villa jugaba en el New York City. El asturiano, cabe recordar, abandonó el club en 2018 para fichar por el Vissel Kobe, donde acabaría retirándose como futbolista profesional, y siempre ha negado las acusaciones.

Badillo recuerda en una extensa entrevista que David Villa empezó a preguntarla sobre qué tipo de bebidas alcohólicas consumía con la intención de invitarla a una fiesta en su apartamento. "Tenía 20 años en ese momento", ha asegurado. "Yo estaba como: 'Yo realmente no bebo'. Me preguntaba 'bueno, qué tipo de alcohol debería comprar' para que yo fuera a su apartamento para una fiesta", ha relatado.

David Villa durante un partido con el New York City Reuters

En ese momento, según cuenta, ella miró al entrenador asistente Melvyn Pamplona esperando una ayuda, pero "su respuesta fue solo" para decir que "era solo una pregunta". "He estado en España, he estado en muchos otros países. Soy puertorriqueña. Se besan en la mejilla, se abrazan. No es lo mismo", ha criticado ante los que justifican que era cuestión de culturas.

"Tuve deportistas que me besaban en la mejilla todas las mañanas porque me preguntaban si estaba bien. Y eso estuvo bien. La insinuación de que no entiendo las barreras culturales es extraña, porque creo que en mi primer año allí tuvimos deportistas de 14 países diferentes. No sé cómo y por qué sólo sería un caso con el que tuviera un problema", ha afirmado en The Athletic.

Igualmente, Badillo relata en dicha entrevista que varios miembros del club no creyeron su testimonio y que, ante otras situaciones de acoso con otros hombres presentes en las instalaciones, la entidad no hizo nada al respecto. Fuentes del club trasladaron a ESPN que "las acusaciones hechas" solo hacían referencia a "un pequeño número de jugadores y personal" que no actuaron como debían y, tras abrir una investigación, se pudo confirmar que "el comportamiento incluía contacto físico innecesario, bromas y comentarios sobre la ropa y la apariencia", algo "inapropiado e inaceptable". Para que no vuelva a ocurrir, aseguran que se han implementado diferentes protocolos de actuación.

El jugador lo niega

El entorno de Villa, por su parte, ha asegurado a The Athletic que las acusaciones son falsas y que el jugador "cree que es importante animar a la gente a que hable" de este tipo de situaciones si es que ocurren. Sin embargo, en el caso del español, "cuando se enteró de esta situación hace dos años", una vez había abandonado el equipo, "cooperó plenamente" para resolver el caso. Eso sí, siempre bajo la premisa de que "cualquier acusación" contra su persona y basada en "un comportamiento inapropiado es falsa".

[Más información - David Villa hace historia el día de su retirada junto a Iniesta en Japón]