Gonzalo Higuaín se convirtió en el fichaje estrella del Inter Miami de David Beckham. Muchos nombres han sido colocados en la órbita del club de Florida, pero finalmente el movimiento estrella ha sido el que ha protagonizado el delantero argentino, quien hasta hace unas semanas era jugador de la Juventus de Turín.

Noticias relacionadas

El nombramiento de Andrea Pirlo como nuevo entrenador de la Vecchia Signora fue el detonante final para que 'El Pipita' fuese colocado en la rampa de salida. Su hueco en la delantera de la escuadra bianconera ha acabado siendo ocupado por Álvaro Morata, que el pasado curso militó en las filas del Atlético de Madrid.

Volviendo a Higuaín y a su debut con el Inter Miami -el cual ha convertido al argentino en el futbolista mejor pagado de la Major League Soccer (MLS) al ponerle una ficha de 7,5 millones de euros al año a sus 32 años-, el estreno no fue el esperado. Derrota por 3-0 frente al Philadelphia Union, con los goles en contra de Fontana, Ilsinho y Aaronson.

Higuaín tuvo la opción de hacer el gol de la honra para las garzas, pero erró un penalti en el 76'. El delantero ejecutó la pena máxima muy mal, mandando el esférico muy por encima de la portería del Philadelphia Union. De haber marcado desde los once metros, el Inter Miami se hubiera puesto 2-1 por detrás.

Después del fallo... llegó lo peor. 'El Pipita' se vio envuelto en una tangana. Glesnes y Wagner, ambos jugadores del equipo de Philadelphia, fueron a celebrar su fallo en la cara del ex de Real Madrid o Chelsea, y esto fue demasiado para él, quien no dudó en enfrentarse a sus rivales, con el posterior apoyo de sus nuevos compañeros de vestuario.

Una historia diferente

El cuento podría haber cambiado para Higuaín si hubiese acertado con el lanzamiento del penalti y si con el 0-0 todavía luciendo en el marcador, hubiese perforado la malla rival con la chilena que firmó en el minuto 20 de partido, pero que envió directamente al poste de la portería de Blake.

El resumen del partido de Gonzalo Higuaín se resume en un penalti fallado, una tangana protagonizada, pero también en cuatro disparos firmados -de los cuales tan solo uno fue a puerta-, cuatro faltas recibidas y entró en contacto con el balón en 47 ocasiones.

[Más información - Higuaín: "Decir que soy un fracasado o que estoy gordo es no tener fundamentos"]