La calma en el entorno del FC Barcelona parece algo imposible de alcanzar en esta temporada 2020/2021. El club catalán sigue inmerso en una complicada crisis, cuya solución no existe a corto plazo y que había dado una tregua en estos días tras el final del 'caso Messi'. Sin embargo, justo la persona menos esperada, ha abierto de nuevo el cajón de los horrores.

Noticias relacionadas

Ronald Koeman, que ya ejerce como técnico, ha sido el encargado de generar el último terremoto. El holandés tiene varios objetivos entre los que está, como era de esperar, el de hacerle recuperar toda la ilusión a Leo Messi. Por el momento no parece que lo haya hecho, a tenor al menos de las imágenes vividas en el amistoso disputado ante el Girona. Pero, más allá de obtener el mejor rostro del argentino, Koeman también tenía que generar ilusión entre los aficionados con su proyecto. Y en su última decisión no va por el buen camino.

El entrenador dejó fuera a Riqui Puig para el torneo del Joan Gamper. Un amistoso ante el Elche con la vista puesta en el debut liguero de la próxima semana. La decisión era completamente técnica, pues el joven no presentaba dolencias físicas. Y, horas después de conocer esa lista, saltó la bomba: Koeman le había comunicado que no contaba con él en su nuevo proyecto. Pese a tener "contrato hasta el 2021, ampliable dos años más, y una cláusula de rescisión de 100 millones de euros", como recalca el club en la propia web oficial.

Riqui Puig, la perla de La Masía que más ilusión había generado entre los hinchas junto a Ansu Fati, no seguirá formando parte del FC Barcelona de Koeman. La duda está en cómo saldrá, si por medio de una cesión o con un traspaso que genere algún ingreso en las arcas del club blaugrana. Esta última posibilidad, si la entidad catalana quiere realizar algún fichaje, parece imprescindible ante la falta de fondos.

Riqui Puig con Quique Setién FC BARCELONA

La decisión de Koeman supone todo un mazazo para el nuevo proyecto del Barça. Tras la debacle en Champions se lanzó un mensaje: plantilla joven, con importancia de La Masía y recuperando el proyecto que tanto se venía demandando. El que hizo que un entrenador como Guardiola hiciera historia en el banquillo del Camp Nou, donde marcó un antes y un después. El después, sin embargo, está siendo muy inferior al antes. Puig saldrá y el Barça descartará al último nombre más destacado de su cantera.

Puig, debutante con Valverde e inestable con Setién

El canterano, más allá de la expulsión del equipo que ha sufrido con Ronald Koeman, no ha terminado de contar con el apoyo de los dos últimos técnicos de FC Barcelona. A pesar de convencer entre los aficionados, y de que se le llegara a colocar como el gran sucesor de Andrés Iniesta, ni Ernesto Valverde ni Quique Setién le dieron la importancia que parecía reclamar. Querían contar con él, pero la continuidad no era la pertinente.

Puig comenzó a convencer en el Barcelona B. El verano del 2018 le tocó la oportunidad del primer equipo y se marchó a realizar la gira por Estados Unidos con Ernesto Valverde. El técnico vasco le daría la oportunidad de debutar posteriormente para así testar si estaba preparado para la élite del fútbol blaugrana. Sería en diciembre del 2018, en la Copa del Rey y contra la Cultural Leonesa. Jugó poco más de la última media hora de juego y ya se lució: asistencia en su debut. 

Pese a esa buena imagen, jugar en La Liga se hizo más complicado. Hasta finales de la temporada, en abril del 2019, no llegó su oportunidad. Contra el Huesca y a falta de algo más de 20 minutos para el final del partido -acabaría con empate a cero-. Dos semanas después repetiría llamada ante el Celta. 

Valverde sería cesado el 13 de enero del 2020 y, en principio, suponía una buena noticia para Puig. El técnico le había dado la oportunidad de debutar, pero poco más. Setién, amante de juego de toque y del talento joven, era toda una apuesta por La Masía. Pero quedaría en eso, una apuesta que no se cumplió.

En los primeros duelos tuvo minutos. Es más, en el debut de Setién contó con casi 20 minutos de protagonismo. Sin embargo, las llamadas con el Barça B y las suplencias con Setién cortaron su progresión. 11 partidos en toda la última temporada, menos de 510 minutos y olvidado en los partidos de Champions.

"Hay cosas que tiene que mejorar. El fútbol se ha complicado. No vale solamente con ser un gran jugador, puedes ser muy desequilibrante hacia delante, pero tienes que tener una capacidad para defender", llegó a explicar Setién sobre el centrocampista de 21 años.

El debutante Riqui Puig recibiendo indicaciones de Sergio Busquets FC BARCELONA

Su salida supone acabar con el rejuvenecimiento de la plantilla culé. Mientras Riqui Puig se ve empujado fuera del equipo, el Barcelona mantiene a las 'vacas sagradas' como Busquets y ficha a Pjanic, de 30 años. Bartomeu le ha excusado: "Nadie habla si se cuenta con él o no, sino de que juegue más minutos o menos, no como se ha publicado en los medios. Hay una plantilla muy amplia, y es importante que sea competitiva. Koeman elegirá a los jugadores más adecuados. La junta directiva tiene total confianza en Koeman y Planes, y sus decisiones serán aceptadas". Y Koeman confirmó que lo mejor es que salga cedido si quiere tener minutos.

Los otros apartados de La Masía

La cantera del FC Barcelona no vive buenos tiempos. Y no son críticas generadas fuera del propio club, sino que los que conocen bien la idiosincrasia de la entidad catalana han puesto sobre la mesa el olvido del producto propio. Algo que se ha repetido en las últimas temporadas.

"El Barça no me da ninguna pena. Ahora mismo me da igual", aseguró Deulofeu. El delantero también tuvo dos oportunidades en el Barça y ninguna acabó bien. Denís Suárez, otro de los talentos que llamó la atención en La Masía, fue traspasado al Celta en 2019. Estos no son los únicos.

Thiago Alcántara, llamado a ocupar la posición de Xavi, salió traspasado al Bayern por 25 millones de euros en el verano del 2013. Tampoco contó con Rafinha, hermano del centrocampista recientemente fichado por el Liverpool. Actualmente, este forma parte de la plantilla oficial, pero en la entidad no cuentan con él y se espera que su salida al Celta se formalice en el tramo final del mercado.

Ansu Fati se queda, por lo tanto, como máximo representante de La Masía en el primer equipo. Y el proyecto de Koeman queda tocado desde un inicio al rechazar el nombre más arropado del filial catalán.

[Más información - El Liverpool anuncia de forma oficial el fichaje de Thiago Alcántara]