Año 2050. Los 22 protagonistas saltan al terreno de juego para disputar la final de la Champions League. Mujeres y hombres juntos por un objetivo en dos equipos mixtos. ¿Una idea de ciencia ficción? Mientras el fútbol femenino continúa luchando día a día para ganar más relevancia y protagonismo, así como para conseguir mejoras para las profesionales, en Holanda se abre la vía a un proyecto pionero en todo el mundo.

Noticias relacionadas

En el país de los tulipanes ya es una realidad que a partir de la temporada 2020/2021 se pone en marcha un proyecto piloto que tiene como protagonista a Ellen Fokkema. Este nombre puede no significar nada incluso para los más apasionados del balompié, pero en los últimos días se ha ido abriendo paso en los medios al convertirse en la primera futbolista que jugará en un equipo masculino del fútbol amateur en Categoría A.

Hasta ahora, las jugadoras solo podían jugar con los chicos hasta que subían de la categoría sub19 a la A masculina. Entonces las chicas tenían que jugar en Categoría B o en un equipo femenino. Pero a partir del curso que viene la KNVB permite que las mujeres formen parte de los conjuntos de categoría amateur en la A. Ello con esta primera prueba con Ellen Fokkema y el VV Foarut como 'conejillos de Indias'.

Ellen Fokkema, futbolista del VV Foarut

El VV Foarut milita en la Cuarta División del fútbol holandés. Es el club pionero en estas lides. Una prueba para comprobar si en un futuro se ver una mayor participación femenina en el balompié masculino. ¿Llegará algún día a ser algo normal? ¿Una diferente 'nueva normalidad? Desde la KNVB seguirán el desarrollo muy de cerca con el guion de que siempre y cuando funcione, poder modificar sus normas y que ellas puedan jugar en equipos de hombres si así lo consideran oportuno los clubes.

Un desafío para Fokkema

Con 19 años, Ellen Fokkema representa lo que puede ser el futuro de este deporte. Ella está contenta y preparada para el desafío que supone jugar en una liga masculina. "Siempre me aconsejaron que siguiera con los niños el mayor tiempo posible, entonces, ¿por qué no hacerlo? Es todo un desafío, pero eso solo me emociona más", dijo la futbolista en una reciente entrevista.

"He estado jugando con estos chicos desde que tenía cinco años y no me tomé bien el no poder seguir jugando con ellos el próximo año", afirmó la holandesa, quien fue la que preguntó si "algo así era posible". Entonces el club y ella presentaron una solicitud que desde la Federación Holandesa de Fútbol recibieron y decidieron que por qué no se podría probar algo así.

Fokkema también ha recibido el apoyo de sus compañeros de equipo, algo muy importante en tiempos de lucha por la igualdad: "Mis compañeros de equipo me han apoyado, han reaccionado con entusiasmo a que me quede con ellos, estoy muy feliz de poder participar en este plan piloto", señaló en un comunicado emitido después de que se hiciese oficial la noticia por los medios del club.

Diversidad e igualdad

Desde la KNVB apuestan por ver si es posible el futuro de los equipos mixtos, por la diversidad "sinónimo que enorgullece a la gente y da placer al fútbol: fútbol para ser amado, por y para todos". De hecho, esta no es la primera vez que se produce una solicitud de una jugadora para formar parte de un equipo masculino. "Todos los años, una asociación solicita que una mujer juegue al fútbol en su primer equipo masculino”, ha asegurado Art Langeler, director de desarrollo del fútbol en la Federación.

Lieke Martens, futbolista de la selección de fútbol femenina de Holanda EFE

Fue en 1971 cuando los Países Bajos reconoció al fútbol femenino, ya en 1986 se introdujo el mixto. Entonces, a partir de ese años, los niños y las niñas holandesas pudieron jugar juntos hasta que cumplían los 12. Poco a poco se produjeron avances en la materia hasta que chicos y chicas podían jugar juntos hasta la categoría juvenil, ya era 1996.

Comenzada ya la segunda década del siglo XXI otra vez en Holanda intentan ir dando pasos adelante. "En mi opinión es especial que las chicas de todos los niveles puedan jugar al fútbol mixto, pero en cuanto los chicos de sub19 pasan a la Categoría A masculina, tienen que seguir jugando al fútbol sin la mujer en su equipo. La KNVB representa la diversidad y la igualdad y creemos que debe haber espacio para todos en el fútbol en todos los sentidos", ha explicado Langeler.

"Además, en estos casos hay un bonito reto deportivo que no queremos bloquear. Es por eso que comenzamos con este piloto, la experiencia mostrará si funciona y cómo funciona. Supervisaremos cómo van las cosas en estrecha consulta con el club. En base a eso, podríamos aplicar un cambio de regulación", ha sentenciado director de desarrollo del fútbol en la Federación Holandesa. Ellen Fokkema y el VV Foarut tienen el cambio en sus manos... o mejor dicho en sus pies.

[Más información - Así será el Real Madrid Femenino: estrellas, producto nacional y un gran fichaje]