Un bingo, una multitud de personas y un jolgorio que despertó a los vecinos. Eso es lo que se encontró la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife cuando llegó al local del Club Deportivo San Andrés este sábado. 45 personas se estaban saltando las normas de distanciamiento de seguridad y sin geles de desinfección, tal y como se dice en la normativa de la desescalada del Gobierno.

Noticias relacionadas

La Policía procedió a desalojar el local después de acudir por las quejas de los vecinos por "música alta y escándalo". Allí se encontraron a ese gran número de personas concentradas en la zona de la cantina "consumiendo" y "jugando al bingo", según el informe del altercado.

El responsable habría reconocido que era "imposible" salvar esa distancia de seguridad recomendada de dos metros entre personas. Además, justificaría la música alta con que estaba "amenizando" la quedada en el local de este conocido club de fútbol de la localidad de Tenerife en el que creció, por ejemplo, Ayoze Pérez, actual jugador del Leicester City.

No hay que relajarse

La Policía abrió un acta de infracción por el incumplimiento de las medidas recogidas en el estado de alarma. Veremos qué supone para el club esta cuestión, pero desde las autoridades se insiste en que nadie se relaje porque el coronavirus sigue campando por las calles y es necesario que, aunque su incidencia ya sea menor, sobre todo en las islas, hay que seguir respetando la distancia social y seguir insistiendo en las medidas de higiene que parece que han llegado para quedarse de forma definitiva en nuestras vidas.

[Más información: La Liga, lista para la nueva normalidad: fechas clave, horarios y fútbol sin parar durante 38 días]