El Manchester United está en el punto de mira por unas presuntas irregularidades en el fichaje de Bruno Fernandes. La FIFA ha confirmado, a través de un portavoz, que ha dado comienzo una investigación por el traspaso del futbolista luso. Todo viene por una queja de la Sampdoria contra el Sporting de Portugal, club que vendió al jugador a los diablos rojos.

Noticias relacionadas

La escuadra italiana traspasó a Bruno Fernandes al Sporting en el año 2017. Ahora, la Sampdoria reclama un 10 por ciento del fichaje del futbolista por el Manchester United. Un porcentaje que se cifraría en algo más de 4 millones de libras -unos 5 millones de euros-. Esta reclamación se da porque según los italianos, en el contrato cuando traspasaron al jugador figuraba una cláusula ante una posterior venta.

El fichaje de Bruno Fernandes por el Manchester United se produjo durante el pasado mercado de invierno. Los red devils pagaron 53 millones de euros para llevar al portugués hasta Old Trafford. De esos 5 'kilos' deberían de haber ido, si la cláusula existía, a la Sampdoria, que en su día vendió al luso por 10 millones al Sporting de Portugal.

Versión de la FIFA

A falta de que se dé por finalizada la investigación sobre el fichaje de Bruno Fernandes por el Manchester United, un portavoz del máximo organismo del fútbol mundial ha confirmado la denuncia del club italiano. Lo que parece un hecho es que no hay indicios de que el propio conjunto inglés sea responsable en este culebrón.

Bruno Fernandes y Pep Guardiola Reuters

"La Sampdoria ha remitido una queja a la FIFA contra el club portugués Sporting de Portugal, relacionada con las obligaciones financieras puestas en el contrato correspondientes al traspaso del futbolista Bruno Miguel Borges Fernandes", han remitido desde la FIFA este jueves.

[Más información: "Pogba está siendo una pesadilla para el United, lo mejor es venderlo"]