Albacete y Rayo empataron (1-1) en un duelo atractivo e igualado que tuvo sus dos goles en la primera mitad, que premió a cada equipo con un punto aparentemente insuficiente para sus respectivas ambiciones y marcado por la polémica suspensión del partido de la primera vuelta debido a los cánticos por parte de la grada de Vallecas contra Zozulya. 

Noticias relacionadas

La segunda mitad de aquel choque sigue pendiente. Carece de fecha para disputarse. Por eso los focos apuntaron a Zozulya, víctima de los insultos recibidos de una parte de la afición rayista en ese choque de Madrid llamándole "nazi" y que propició la suspensión.

Los locales buscaban otro triunfo que les alejara de la zona de descenso ante un Rayo que, tras diez jornadas sin perder, se plantó en esta cita liguera a un punto de los puestos de play-off de ascenso a Primera división. Qasmi adelantó al conjunto madrileño en el minuto 32, pero Pedro puso el empate al filo del descanso para que el marcador no se moviese más y el choque acabase en 1-1. 

La noticia, más allá del resultado, estuvo en lo que ocurrió en la grada. Numerosos aficionados del Rayo se desplazaron al Carlos Belmonte para apoyar a su equipo. Hubo un riguroso control nominativo de entradas y canino y cacheos exhaustivos para que no se produjese ningún tipo de incidente. 

Una vez comenzado el choque, según informa Tiempo de Juego de la Cadena COPE, se produjeron numerosos cánticos por parte de los ultras del Rayo contra Zozulya: "Es comunista, Zozulya es comunista". 

[Más información: Jémez y la sanción al Rayo por los insultos a Zozulya: "A los que imparten justicia les faltan pelotas"]