El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha decidido confirmar a River Plate como campeón de la Copa Libertadores 2018, aunque le impone una sanción de jugar a puerta cerrada sus dos próximos partidos del torneo continental, informó este martes en un comunicado.

Noticias relacionadas

Tras la apelación presentada por Boca Juniors, al que River Plate ganó la final en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid por 3-1, el TAS confirma el resultado deportivo pero le impone dicha pena por los incidentes acaecidos fuera del estadio Monumental de Buenos Aires cuando llegaba el autobús de la plantilla del conjunto xeneize, que fue atacado por hinchas del club 'millonario' antes de disputar el partido de vuelta de la final.

Final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu EFE

En la ida, ambos equipos habían empatado a dos y debido a dichos incidentes el partido de vuelta fue aplazado y finalmente disputado el 9 de diciembre en el Santiago Bernabéu, donde River remontó un tanto de Darío Benedetto con dianas de Lucas Prato, en el minuto 67; de Juan Fernando Quintero, en el 108; y de Gonzalo Martínez, en el 121.

La final interminable

Debido a ese ataque de los hinchas de River al autobús de Boca, el duelo de vuelta se canceló. Por temor a nuevos altercados, la final se llevó fuera del continente sudamericano, siendo elegido el Santiago Bernabéu como escenario. Fue ahí donde los millonarios se hicieron con el título continental ante su eterno rival.

[Más información: River Plate se lleva la final interminable de la Libertadores en el Bernabéu]