La violencia ha golpeado en diversos puntos de España durante esta jornada. A los incidentes entre ultras tanto en Cornellá como en Valencia, se ha unido otra situación desagradable que no hace más que generar bochorno en torno al fútbol español. Iñaki Williams, delantero del Athletic Club, ha denunciado públicamente insultos racistas que ha recibido en el campo del Espanyol por parte de algunos aficionados pericos.

Noticias relacionadas

"Me voy un poco triste por el empate y sobre todo porque he sufrido insultos racistas. Es algo que ningún jugador de raza negra o cualquier raza quiere escuchar. Es algo fuera de lugar y la gente debe venir al estadio a disfrutar, a animar a su equipo, a disfrutar del fútbol. Es un deporte de amistad, de equipo, y la verdad que ha sido un día un poco triste porque no tienen que ocurrir estos acontecimiento fuera de lugar", dijo Iñaki Williams ante las cámaras Athletic.

Los cánticos tuvieron lugar en el minuto 69 del partido, cuando Iñaki Williams era sustituido y salía por la línea de fondo. Durante la retransmisión se llega a captar cómo Williams responde tras escuchar algo desde la grada y se encara con alguien hasta que un utillero de su equipo le separa. Tras ello, le transmitió lo sucedido a Iker Muniaín, quien como capitán le transmitió aquello al colegiado Sánchez Martínez. Pero el partido siguió con absoluta normalidad.

Sánchez Martínez no reflejó en el acta arbitral los insultos racistas ya que no llegar a escuchar los cánticos. Hay que recordar que hace unas semanas se suspendió el Rayo - Albacete tras los insultos de "puto nazi" hacia Roman Zozulia. Tampoco es la primera vez que Williams debe soportar un ataque así, ya que en 2016, durante un Sporting - Athletic, se paró el partido un minuto por "sonidos imitando la onomatopeya del mono dirigidos al jugador Iñaki Williams", como reflejó el árbitro en el acta de aquel día. El Sporting fue sancionado con el cierre parcial de una grada de su estadio, El Molinón.

[Más información: Ultras de Athletic Club y Espanyol protagonizan otra brutal pelea con sillas en Cornellá]