La operación de Philippe Coutinho en la que recaló en el Barça como el fichaje más caro hasta el momento de su historia no está siendo muy afortunada hasta la fecha. El brasileño llegó con la vitola de estrella mundial y, tras una temporada y media vistiendo la camiseta culé, en los últimos días del último mercado de verano se marchaba cedido al Bayern Múnich con una opción de compra.

Noticias relacionadas

La llegada de Antoine Griezmann parecía que cerraba la puerta al mediapunta, por eso el club catalán, ante la imposibilidad de vender a corto plazo a Coutinho, decidió cederlo y evitar así también parte de su ficha. El brasileño está teniendo su oportunidad de demostrar la calidad que atesoró en el Liverpool antes de su salida de Inglaterra, pero el conjunto alemán, en mitad de un proceso de reconstrucción, no parece del todo convencido a hacerse con él.

Coutinho en un partido con el Bayern Munich Twitter (@phil.coutinho)

Según informa el diario BILD, el Bayern no va a ejecutar la opción de 120 millones de euros que acordó con el Barça. La directiva del conjunto bávaro entiende que la operación sería exageradamente cara para el rendimiento que está demostrando, aunque el cuerpo técnico y el vestuario están contentos con su aportación hasta el momento.

En 23 partidos, Coutinho ha marcado siete goles y ha dado siete asistencias. Hasta el momento, tiene contrato con el Barcelona hasta 2023 y tiene una claúsula de 400 millones de euros.

[Más información: El Madrid 'golea' al Barça en los fichajes del futuro: del éxito de Fede Valverde al fracaso de Douglas]