Robert Moreno contestó a Luis Enrique el día después de que el asturiano le acusara de "desleal" y de tener una "ambición desmedida" durante su presentación como nuevo seleccionador español, solo cinco meses después de que comunicara su renuncia por la grave enfermedad de su hija Xana

Noticias relacionadas

El que fuera segundo y amigo íntimo de 'Lucho' compareció en el Hotel Claris de Barcelona para dar su versión de lo sucedido. Sin embargo, en ningún momento se refirió a Luis Rubiales y a la Federación a pesar de su abrupta salida después del encuentro contra Rumanía en el Wanda Metropolitano

El ya exseleccionador no accedió a responder preguntas de los medios de comunicación allí presentes y se remitió a un guion que había sido redactado junto a sus abogados. La razón por la que Robert Moreno no contestó a los periodistas está en el acuerdo al que llegó con la RFEF para su desvinculación definitiva. 

Finiquito y silencio pactado 

Rubiales aceptó pagar a Robert Moreno 600.000 euros, en un principio todas las fuentes indicabn que le hubiera correspondido medio millón, con tal de que el entrenador catalán firmara una cláusula de confidencialidad que le impidiera referirse públicamente al máximo dirigente del fútbol español y a la Federación. 

Por este motivo, la despedida de Robert Moreno, previa a la comparecencia de Luis Enrique, fue a través de un comunicado que se envió a los medios de comunicación y en la que no hizo ninguna referencia a la rueda de prensa que un día antes habían dado Rubiales y Molina para explicar su marcha y la vuelta de Luis Enrique. 

Robert Moreno y Luis Enrique

Robert Moreno está, por tanto, silenciado a cambio de una importante cantidad de dinero. La realidad es que Rubiales aceptó que el catalán fue despedido y no se trató de una dimisión como vino a decir tras aquella esperpéntica noche en el Wanda Metropolitano. 

De esta forma se llegó a un acuerdo. No habría litigio alguno, se aceptaba el despido improcedente, Robert Moreno cobraba un finiquito considerable y Rubiales se aseguraba el silencio del que fuera seleccionador durante cinco meses y clasificara a España para la próxima Eurocopa

La respuesta de Robert a 'Lucho'

La rueda de prensa de Luis Enrique provocó que Robert Moreno llamara a sus abogados para estudiar la posibilidad de dar una respuesta pública a los ataques del asturiano. Sus asesores legales le aconsejaron no exponerse para no romper la citada cláusula de confidencialidad que firmó con su finiquito, pero la intención del catalán de defender su honor era firme.

Por eso, finalmente, los abogados de Robert Moreno accedieron a que ofreciera una rueda de prensa sin preguntas en las que el entrenador se remitiría únicamente a Luis Enrique siguiendo un comunicado en el que su equipo legal había estudiado cada palabra. 

Robert Moreno en rueda de prensa en el Hotel Claris de Barcelona. EFE

La única vez que el técnico se ha referido a Rubiales y Molina ha sido para ratificar que les envió un mensaje antes del encuentro ante Rumanía. Sin embargo, y de forma indirecta, ha dejado ver que la RFEF negoció con Luis Enrique a sus espaldas, ya que se enteró del regreso de 'Lucho' por las preguntas de la prensa en Cádiz

[Más información: Robert Moreno ataca a Luis Enrique y Rubiales: "Me enteré de que quería volver por la prensa"]