El Hellas Verona ha hecho pública la sanción a uno de los jefes de sus ultras después de los insultos racistas a Mario Balotelli durante el partido frente al Brescia. Luca Castellini estará sancionado y tendrá prohibida la entrada al campo del equipo veronés hasta 2030.

Noticias relacionadas

Una de las imágenes del fin de semana ha sido esta de Balotelli cuando se cabreaba con la grada por los insultos racistas que estaba recibiendo. El italiano disparó en un momento el balón hacia la grada y se encaró con ella. Después se retiró del campo y paralizó el encuentro unos minutos.

La sanción se centra en Castellini debido a su intervención en una radio local llamando "payaso" a Mario Balotelli y diciendo que "nunca será completamente italiano". En el comunicado, el club aclara que "se oponen completamente a los valores y principios éticos del club", por eso han tomado esta decisión.

La decisión de la Serie A

El Juez Deportivo de la Liga de la Serie A italiana cerró este martes por una jornada el sector del estadio Bentegodi de Verona por los cánticos racistas entonados por algunos aficionados contra Mario Balotelli en el partido liguero del pasado domingo entre Hellas y Brescia.

El Juez Deportivo consideró que los cánticos, pese a haber sido entonados por pocos aficionados, han sido "oídos claramente tanto por el futbolista como por los representantes de la Fiscalía federal presentes en el estadio", según indica la Liga Serie A en un comunicado oficial.

"Por esta razón, ordena el cierre por una jornada efectiva de partido, a partir de ahora, del sector denominado 'butacas este'", reza la nota de la Serie A.

En el minuto 55 del partido entre Hellas Verona y Brescia, Balotelli oyó unos cánticos racistas desde un sector del estadio Bentegodi ubicado a pocos metros de un banderín de córner y bloqueó el juego para lanzar el balón con violencia hacia esa zona.

El árbitro interrumpió el partido durante unos tres minutos, mientras los compañeros y los rivales de Balotelli intentaran convencerle para que siguiera compitiendo, algo que finalmente ocurrió.

El encuentro acabó con triunfo 2-1 del Verona y el gol visitante fue marcado precisamente por Balotelli en excelente disparo a la escuadra desde el límite del área.

El Verona deberá cumplir la jornada de sanción en el partido del próximo 24 de noviembre contra el Fiorentina, correspondiente a la tercera jornada de la Serie A.

[Más información: Balotelli estalla por los insultos racistas: balonazo a la grada, amenaza con irse... y golazo]