El pasado 1 de mayo se convirtió en uno de los días más negros en lo que va de año por la triste noticia que llegaba de Portugal. Casillas sufrió entonces un infarto durante el entenamiento del Oporto. El portero era operado de urgencia en la ciudad lusa y las alarmas se encendieron por su estado.

Noticias relacionadas

Todo acabó saliendo bien, aunque desde entonces el que fuera internacional español se ha mantenido alejado de los terrenos de juego. Eso sí, el Oporto le incluyó en su lista para la temporada 2019/2020 ya que podría volver a enfundarse los guantes si todas las pruebas que se está realizando en este tiempo confirman que su corazón está listo para la práctica deportiva al más alto nivel.

Casillas pasó a ser el enlace entre la directiva del conjunto portugués y la plantilla durante su tiempo de baja y ahora ha publicado en sus redes sociales un mensaje revelando cómo se encuentra cuatro meses después de sufrir el infarto.

"Todo va despacio pero tiene que ser así. Calma y avanzando poco a poco. Todas las barreras se tienen que superar. No hay obstáculo. Tú mente debe estar limpia. No quiero ser ejemplo de nada. ¡Sigamos con esta pelea!", reza el mensaje publicado por Iker Casillas en su cuenta personal de Twitter.

Diciembre, mes clave

Según han informado desde Portugal, la última palabra sobre si Casillas puede volver o no a jugar se tomará en el mes de diciembre. Dependiendo de los resultados de todas estas pruebas médicas a las que se está sometiendo, se decidirá si el ex del Real Madrid se incorpora a las filas del conjunto luso o si, por el contrario, debe retirarse de forma 'obligada'.

[Más información: Casillas decide su futuro en diciembre: volver a competir o retirada]