Sergio Reguilón tiene que parar. El futbolista sufre una lesión de grado I en el aductor derecho. Una dolencia por la que se mantendrá alejado de los terrenos de juego durante un periodo de días. Julen Lopetegui respira también aliviado, ya que si los plazos se cumplen el canterano del Real Madrid estará disponible para el comienzo de La Liga, previsto para el fin de semana del 18 de agosto.

Noticias relacionadas

"Sergio Reguilón sufre una lesión de grado I en el aductor derecho. Las pruebas médicas a las que ha sido sometido el lateral en tierras alemanas, han confirmado el diagnóstico, el de una lesión producida en el entrenamiento matinal del pasado miércoles", rezaba el comunicado del Sevilla.

"Así, los servicios médicos del Sevilla FC informan de que el tiempo estimado de recuperación estará en torno a los diez días, por lo que se descarta lógicamente al madrileño para el amistoso de este sábado ante el Hoffenheim", concluía la nota del club andaluz.

El año de Reguilón

El defensa fue cedido por el Real Madrid al quedarse sin sitio en el conjunto blanco por la continuidad de Marcelo y el fichaje de Ferland Mendy. En el Sevilla lo tiene todo para seguir con su progresión y es que precisamente fue Julen Lopetegui quien decidió hace tan solo un año que el lateral formase parte de la primera plantilla del equipo merengue.

Reguión, en rueda de prensa con el Sevilla EFE

Ahora Reguilón debe parar, después de la lesión que sufrió en el entrenamiento del miércoles. Se pierde los próximos dos amistosos contra equipos germanos, así como un último partido de entrenamiento frente al filial del Hoffenheim el domingo. Después la expedición sevillista abandonará el trabajo en Alemania y comenzará a ultimar los preparativos para el inicio del campeonato doméstico. Si no hay imprevistos, el lateral zurdo estará disponible ante el Espanyol.

[Más información - Reguilón: "Sé cuándo acaba mi contrato, pero estoy centrado en el Sevilla]