La figura de un portero suele pasar desapercibida en el mundo del fútbol. Los delanteros goleadores y los jugadores regateadores suelen acaparar las portadas y los focos mediáticos. La magia de los Maradona, Zidane, Messi, Cruyff o Ronaldinho suelen centrar la atención de los aficionados, pero también hay guardametas que consiguen hacerse un hueco en la memoria de varias generaciones. 

Noticias relacionadas

Esto es lo que ha conseguido Iker Casillas en sus 20 años de leyenda en el fútbol europeo. En España y Portugal. Con la Selección y con sus equipos. En ligas nacionales y en Champions. Justo antes de retirarse temporalmente en este momento. Y es que el caso del mostoleño no es típico ni cotidiano. Tampoco un ejemplo a seguir, ya que no todos están tocados por una varita mágica como el que fuera capitán del Real Madrid

Iker se hizo un sitio en la historia del deporte mundial de forma vertiginosa, derribando con paradas la puerta de todo un club como el Real Madrid. Un equipo en el que erigirse como leyenda está al alcance muy pocos. Pero el lo consiguió después de ser convocado por primer con los blancos un 27 de noviembre de 1997. 

Iker Casillas y Gerardo Berodia, durante su época en la cantera del Real Madrid

Casilla se encontraba en la nómina del Real Madrid Castilla cuando recibió la llamada del primer equipo. Nada más y nada menos que una convocatoria de Champions para un joven portero de tan solo 16 años. Fue en Noruega, en el partido que enfrentaba a los blancos contra el Rosenborg. Aunque no jugó ni un solo minuto, su leyenda comenzó a erigirse en la disciplina del club blanco.

El debut con el Real Madrid en Liga y Champions 

El guardameta tendría que esperar hasta el 12 de septiembre de 1999, la temporada en la que dejó el Castilla y pasó a formar parte del primer equipo. Un debut histórico acorde a su leyenda, ya que fue en San Mamés contra el Athletic Club (2-2). Un partido que sería el primero de los 725 que disputó de forma oficial con la elástica del Real Madrid hasta que se marchó en 2015. 

Hasta el 15 de septiembre de 1999 Casillas no inició su idilio con Europa. El meta debutó en Champions League con el primer equipo madridista ante Olympiacos (3-3). Illgner y Bizzarri eran los guardametas del Real Madrid por aquel entonces, bajo la batuta de Toshack en el banquillo merengue. Desde entonces, el de Móstoles ha acumulado 177 partidos en Liga de Campeones, erigiéndose como el jugador con más partidos (181 si se contabilizan previas y partidos de la antigua Copa de Europa).

Iker Casillas

Precisamente en Champions es donde más éxito se le recuerda. Desde su entrada al primer equipo rápidamente se hizo titular y el 24 de mayo del año 2000 consiguió su primera 'Orejona' contra el Valencia en París (3-0). Dos años después cuajó una actuación memorable en Glasgow en la victoria frente al Bayern Leverkusen (1-2) saliendo desde el banquillo. Un año en el que era suplente con Del Bosque, que se decantó por César como titular. 

La historia de Iker con España 

Su andadura con la Selección tampoco es la habitual del común de los mortales. Casillas debutó un 3 de junio en Gotemburgo. Era el año 2000 y un partido amistoso previo a la Eurocopa, contra Suecia, supuso el inicio de la relación entre Iker y la historia de la selección español. Después de eso llegaría la victoria del Mundial de Sudáfrica, con parada antológica incluida en la final frente a Holanda; y los títulos de las Eurocopas de 2008 y 2012, las que abrieron y cerraron el ciclo ganador de una generación histórica. 

Casillas detiene un mano a mano a Robben en la final del Mundial 2010. REUTERS

El ex del Real Madrid fue internacional con España hasta el año 2016, justo después de la Eurocopa de Francia 2016 en la que se terminó un ciclo en el combinado nacional español. A sus espaldas quedan 167 partidos con la absoluta y 40 partidos con las categorías inferiores, además de récords como el conseguido en 2011 en Wembley, donde superó las 126 internacionalidades de Andoni Zubizarreta

Su llegada al Oporto y la retirada de una leyenda 

Ahora, casi 20 años después de su llegada a la élite, Casillas ha decidido colgar los guantes temporalmente. El portero anunció este lunes que dejaba la vida profesional y se pasaba al 'staff' del Oporto, con el objetivo de ser el nexo de unión entre directiva, jugadores y cuerpo técnico. Un cambio de vida que se respaldaba en el problema cardíaco que Iker había sufrido el pasado mes de mayo.

Iker Casillas en una imagen subida a las redes sociales tras ser operado de un infarto agudo de miocardio. EE

El guardameta lleva en el Oporto desde el año 2015, cuando abandonó el Real Madrid. Estos últimos meses han sido muy complicados para Iker, sobre todo por la incertidumbre que se generaba en torno a su continuidad en el fútbol profesional. Y es que todas las fuentes médicas que eran consultadas aseguraban que era muy complicado que pudiese llevar una vida normal como deportista. 

En toda su trayectoria profesional ha conseguido un Mundial y dos Eurocopas con España; cinco Ligas, dos Copas del Rey, tres Champions League, un Mundial de Clubes, cuatro Supercopas de España, dos Supercopas de Europa y dos Intercontinentales con el Real Madrid; y una Liga y una Supercopa de Portugal con el Oporto. Un total de 23 títulos, 20 de ellos de clubes. 

Aún no se descarta que Casillas termine retornando a los terrenos de juego, pero el cateterismo que le practicaron tras su infarto, complican esta situación. Mientras tanto el guardameta seguirá recuperándose y quien sabe si labrando otra trayectoria de leyenda, aunque esta vez desde los despachos. 

[Más información: Iker Casillas deja el fútbol en activo y se une al 'staff' del Oporto]