La selección femenina de Estados Unidos se proclamó campeona del Mundial de Francia y el nombre de Megan Rapinoe se ha convertido en el principal foco de atención. La capitana del conjunto estadounidense, además de ser la estrella de su equipo, ha experimentado un incremento muy considerable en su popularidad. Las razones no solo se basan en lo estrictamente deportivo, sino que sus declaraciones contra Donald Trump y su discurso tras ganar el Mundial tambíen han contribuido mucho.

Noticias relacionadas

Tanto es así que, en una encuesta telefónica a más de 600 personas realizada por Public Policy Polling, empresa norteamericana especializada en sondeos, Rapinoe se ha llevado el 42% por de los votos. Esto supone un 1% más que los que acumularía Donald Trump como presidente de Estados Unidos, por lo que según estos resultados, la futbolista podría quitarle el puesto a Trump en las elecciones de 2020.

La encuesta también demuestra que un 17% no se encuentra del todo decidido a la hora de determinar a quien entregrar su voto. De cualquier forma, el estudio también pone en entredicho el trabajo de Donald Trump, pues un 52% no está nada satisfecho con la gestión del actual presidente de Estados Unidos, mientras que un 42% piensa todo lo contrario.

Rapinoe en la celebración del Mundial EFE

La 'debacle' de Trump

De esta forma, se podría producir una auténtica revolución en el territorio estadounidense si Rapinoe fuese nombrada nueva presidenta de su país. Lo cierto es que su candidatura no deja de ser hipotética, pero los resultados de la encuesta hacen sacar muchas conclusiones sobre el descontento general que existe con el trabajo de Trump y que la población no estaría a disgusto con la capitana de su selección de fútbol al frente de su país.

[Más información: Rapinoe: "Tenemos que amar más y odiar menos; es nuestra responsabilidad hacer un mundo mejor"]