Estados Unidos se convirtió en la gran vencedora del Mundial femenino disputado durante las últimas semanas en Francia. Las favoritas cumplieron en su papel y levantaron su cuarto título mundial. El campeonato, más allá de sumar otra estrella a su pecho, sirvió también a modo de reivindicación contra el presidente de EEUU, Donald Trump.

Noticias relacionadas

Durante el Mundial fueron constantes los dardos del vestuario de la selección hacia Trump, encabezados por su capitana Megan Rapinoe. Esta 'cruzada' contra el presidente (quien replicó en más de una ocasión) llego a la afición durante la celebración del Mundial en las calles de Lyon.

Fox News conectó en directo desde un bar de la ciudad francesa tras la consecución del título. Allí sus aficionados celebraban la victoria contra Holanda, pero interrumpieron la conexión al grito de "¡fuck Trump!" ("¡jódete Trump!"). Las chicas de EEUU han conseguido movilizar a parte de sus aficionados.

[Más información: Rapinoe, capitana de Estados Unidos, en guerra contra Trump: "No iré a la puta Casa Blanca"]