Tras el incidente protagonizado por Neymar en la Copa de Francia, en el que agredió a un aficionado, la Federación Francesa de Fútbol (FFF) ha sancionado al brasileño con tres partidos de suspensión. Además, se ha decretado que si el jugador reincide en otra acción sancionable, la FFF le sumaría dos partidos más. 

Todo ocurrió tras la final de Copa de Francia, en la que el PSG cayó en penaltis frente al Rennes (2-2). El hincha en cuestión se dedicó a insultar a los futbolistas del cuadro francés, como Buffon o Verratti, mientras estos acudían a recoger la medalla de subcampeones. Cuando el jugador brasileño pasó por su lado, fue increpado desde la grada. Acto seguido Neymar respondió con un puñetazo al aficionado. 

Semanas atrás se desveló que el PSG iba a alegar insultos racistas a Neymar para intentar evitar una sanción. Incluso el técnico parisino, Tomas Tuchel, salió en defensa del brasileño para arroparle. 

La Federación Francesa de Fútbol ya sancionó a Mbappé recientemente por su durísima entrada a Damien da Silva en la final de la Copa de Francia. Además Neymar recibió en los últimos días una sanción de la UEFA por insultos a un árbitro durante la eliminatoria de Champions frente al United.