Todo ha quedado en un susto. Un importante susto. Iker Casillas ya está en su casa de Oporto junto a Sara Carbonero y sus hijos tras recibir el alta médica este mismo lunes. El propio guardameta compareció a la salida del hospital, donde se le vio visiblemente emocionado. Con la voz entrecortada por momentos, el portero aseguró que no sabe si podrá seguir jugando al fútbol, pero que lo verdaderamente importante es que había superado el infarto que sufrió el pasado miércoles.

Noticias relacionadas

Después de pasar el trago de hablar ante los medios y de ver como incluso una señora se colaba para sacarse un selfie con él, Casillas ha querido mandar un mensaje a todo sus seguidores a través de Instagram: "Hola, muy buenas a todos y... gracias. Gracias a todos y miles de gracias. Gracias por la preocupación. Gracias por los mensajes. He estado al tanto de todo y solo deciros que un fuerte abrazo, que estoy súper emocionado por todas las muestras de cariño que me habéis dado y bueno, ahora a recuperarse. Es lo que toca. Pero que está todo bien y en calma. Un abrazo grande".

Han sido muy numerosas las muestras de apoyo y cariño que han llegado desde todos los rincones del planeta para el ex del Real Madrid. Tanto el club blanco como su actual equipo, el Oporto, le rindieron un sentido homenaje en sus partidos del pasado fin de semana. Ahora llega el momento del descanso y la recuperación para él. Por el momento no volverá a vestirse de corto y es una incógnita si podrá volver a enfundarse los guantes para colocarse bajo los tres palos.

Lo más importante es que ha superado el momento más complicado de su vida y que ha contado de propia voz sus sensaciones. Las reacciones ha su vídeo no se han hecho esperar y desde excompañeros como Luis Figo a jugadores todavía en activo como Bartra le han vuelto a mandar su ánimo para que continúe adelante con la fuerza que siempre le ha caracterizado.

[Más información - Casillas, tras recibir el alta: "No sé qué será del futuro, lo importante es estar aquí"]