Kevin Prince Boateng vivió este sábado una de las peores noches de su en su vida, tanto deportiva como personal. El futbolista de Ghana fue titular con el Barcelona para dar un descanso a Luis Suárez, pero lejos de ser una noche mágica para él, se volvió en una pesadilla debido a su poca participación en el juego del equipo, por lo que finalmente, Valverde optó por sacar al delantero uruguayo para encarrilar el partido.

Noticias relacionadas

Pero lo peor no terminaría ahí, puesto que, al llegar a su casa, Boateng observó como había sido la víctima de un robo en su casa. Los ladrones habían aprovechado que se encontraba fuera de su casa para disputar el partido y entraron en el domicilio. Se llevaron joyas valoradas en 300.000 euros y dinero en efectivo.

Esta mala noticia se encadena con el mal juego ofrecido por el jugador en su primera titularidad liguera. El futbolista fue muy señalado durante el partido, llegando a cuestionarse su fichaje por el conjunto culé. Pero él no fue el único que estuvo muy por debajo de su nivel actual. El Barcelona estuvo bastante gris durante todo el encuentro y debido a ello le fue más difícil conseguir la victoria contra el Valladolid.

Los jugadores del Barcelona celebran el gol de Messi ante el Valladolid Andreu Dalmau EFE

Boateng de nuevo a la espera de oportunidades

Los blaugranas consiguieron la victoria por 1-0 con un solitario gol de Leo Messi desde los once metros. El Barcelona mereció más que el equipo pucelano, pero no fue superior en juego y se le hizo muy complicado batir a Jordi Masip, exportero del equipo catalán.

Ahora el equipo de Valverde está centrado en su partido de Champions League frente al Olympique de Lyon. Boateng deberá esperar de nuevo su momento para demostrar su juego y poderse quitar los fantasmas que le acompañaron este sábado 16 de febrero, una noche de la que querrá olvidarse lo antes posible.

[Más información en: Un Barcelona sin brillo se impone al Valladolid desde el punto de penalti]