Noticias relacionadas

El Atlético de Madrid pasa a octavos de final de la Champions League como segundo de grupo tras ser incapaz de ganar a un débil Brujas en el Jan Breydelstadion. Los rojiblancos dominaron el encuentro, pero acusaron una faltaq de mordiente que les impidió romper el empate a cero. [Narración y estadísticas: Brujas 0-0 Atlético de Madrid]

Club Brujas KV vs Atlático de Madrid STEPHANIE LECOCQ Agencia EFE

Diego Pablo Simeone tuvo que volver a improvisar la zaga ante lo corta de su plantilla y las numerosas lesiones -la última de ellas, la de José María Giménez-. Saúl Ñíguez repitió como lateral izquierdo, pero ésta vez fue el canterano Francisco Montero quien acompañó a Diego Godín en el eje de la zaga. En el centro del campo volvieron a formar Rodrigo HernándezThomas Partey, mientras que Koke regresó a la banda derecha. Finamente, en punta, Gelson Martins acompañó a Antoine Griezmann. Una decisión sorprendente, teniendo en cuenta el gran rendimiento de Nikola Kalinic en el último duelo de los rojiblancos, en La Liga ante el Alavés.

Sea como fuere, la primera parte del encuentro transcurrió con un claro dominio del Atlético. No en vano, el propio Gelson Martins tuvo en sus botas el 0-1 a los tres minutos de partido, pero no alcanzó a rematar el centro raso de Saúl. El centrocampista reconvertido a lateral fue un puñal por la izquierda, y otro balón suyo supuso la segunda ocasión colchonera, esta vez en el minuto 10. Thomas cazó el balón y soltó un zapatazo de los suyos, aunque Horvath reaccionó muy bien. El portero del Brujas fue el mejor jugador de su equipo en los primeros 45 minutos, como demostró en el minuto 25, realizando un paradón a un disparo lejano de Griezmann que iba directo a la escuadra.

Previo a eso, los locales habían disfrutado de sus dos mejores ocasiones. Ambaas llegaron por medio del central Denswil, cuyos disparos lejanos inquietaron levemente a Oblak. Saúl seguía haciendo destrozos por la banda, pero entre dolores -tanto Griezmann como Sofyan Amrabat asustaron a sus aficionados con posibles lesiones- y disparos lejanos, el encuentro se fue al descanso. Un Atlético superior al que tan solo le faltaba más mordida en ataque, concretar las ocasiones.

La segunda parte comenzó mucho más trabada, con el juego parado cada pocos minutos debido a las sucesivas faltas por parte de ambos equipos. En una de ellas Lemar se quedó tendido en el césped, doliéndose del tobillo. Tuvo que salir del campo cojeando, y aunque en un principio hizo un amago de volver, acabó sustituido. Un nuevo problema para Simeone, que agotó sus cambios a falta de veinte minutos de partido. Ángel Correa Vitolo entraron por el citado Lemar y Gelson Martins, continuando así con el 4-3-3 planteado por Simeone, con Koke en el medio y Griezmann como delantero centro.

Este esquema se transformó en 4-4-2 cuando Kalinic entró por Thomas. El entrenador argentino se iba al ataque, al contrario que su homónimo en el Brujas, pero la jugada no le salía. Pese al buen juego mostrado, el Atlético pagó caro su falta de ambición -sacó todos los córners en corto-. Los minutos pasaban y el conjunto colchonero era incapaz de marcar a un equipo claramente inferior. Una segunda parte muy aburrida se fue animando con el paso del tiempo, cuando el conjunto colchonero veía como se le complicaba la primera plaza del grupo. Por si fuera poco, le mejor ocasión del segundo tiempo fue del Brujas. Un centro de Vormer que Luan Peres remató totalmente solo y que obligó a Oblak a volver a demostrar porqué es uno de los mejores porteros del mundo.

Brujas 0-0 Atlético de Madrid

Brujas: Horvath; Poulain, Mechele, Denswil; Vormer, Sofyan Amrabat, Nakamba, Vanaken (Rits, 90'), Ngonge (Luan Peres, 69'); Wesley Moraes, Openda (Schrijvers, 74').

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Godín, Montero, Saúl Ñíguez; Koke, Thomas (Kalinic, 68'), Rodri, Lemar (Vitolo, 61'); Gelson Martins (Correa, 60'), Griezmann.

Árbitro: Davide Massa (Italia). Amonestó a Montero (20'), Saúl Ñíguez (48'), Denswil (56'), Godín (57') y Sofyan Amrabat (76').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 6 de la fase de grupos de la Champions League disputado en el Jan Breydelstadion (Brujas, Bélgica) ante 28.000 espectadores.