Polémica decisión en el mundo del ciclismo. La Unión Ciclista Internacional (UCI) ha tomado una serie de medidas para garantizar la seguridad de los ciclistas, entre las que se incluyen la prohibición de realizar descensos sentados en la parte superior del cuadro de la bicicleta, postura que se considera peligrosa. La postura popularizada por corredores como Chris Froome y Peter Sagan, sentados en la parte horizontal del cuadro con el cuerpo sobre el manillar, quedará anulada conforme a las nuevas normas derivadas de las reuniones realizadas por la organización con los diversos estamentos del ciclismo. El británico lo ha criticado en sus redes sociales.

Noticias relacionadas

Todo comenzó en 2018 cuando Dan Martin se quejó porque esto fuera legal cuando la vida del ciclista estaba en juego. El irlandés explicó que "los profesionales pueden ser hábiles en esta posición, pero los niños en sus casas se ponen en peligro ellos mismos intentado imitar lo que ven en la televisión". Esta posición en la que los corredores se tiran sobre el tubo superior del cuadro de su bicicleta para forzar una posición más aerodinámica, ofrecer la menor resistencia al aire e ir lo más rápido posibles ya no será una imagen común. Esta nueva norma entrará en vigor en todas las carreras del WorldTour el próximo 1 de abril.

Además, a raíz del grave accidente que sufrió Fabio Jakobssen en el Tour de Polonia de la pasada temporada, se han establecido más restricciones. Las nuevas medidas de la UCI se incluyen novedades sobre la colocación y material de las vallas en las zonas sensibles, sobre todo en las llegadas de las carreras. Se establecerán una serie de estándares para las vallas en la recta del esprint, los cuales se van a elaborar junto a expertos, con la idea de que entren en vigor en 2022.

El Comité de Dirección de la UCI también adoptó medidas sobre la conducta potencialmente peligrosa de los ciclistas, prohibiendo arrojar bidones sobre la carretera, lo que ha provocado abundantes caídas en la pasada temporada. Según las nuevas normas, el incumplimiento de las mismas dará lugar a las advertencias de los comisarios, que podrían derivar en sanciones que podrían llegar hasta la exclusión de la carrera.

La UCI dedicará varios meses a informar a los ciclistas de los cambios a través de una campaña de información y promoción de las medidas, no solo para los corredores, sino también para los equipos y comisarios, para que todos conozcan y comprendan las nuevas disposiciones y sus consecuencias.

Críticas

El polaco Michal Kwiatkowski pidió a UCI que "se preocupen de evitar los riesgos reales". Tras la etapa con final en Bessèges, el ciclista del Ineos se dirigió al organismo con un mensaje en Twitter: "Antes del inicio de la etapa respondí preguntas sobre la decisión de la UCI de prohibir sentarse en el marco de la bicicleta en los descensos. Por favor, pido a la UCI que piense en los riesgos reales, como el aceite que había en la carretera hoy. No nos culpen por causar accidentes".

[Más información: Desastre absoluto en la Étoile de Bessèges: dos caídas espectaculares marcan el final de etapa]