Donald Trump ha mantenido este sábado una reunión con los principales responsables de los deportes en Norteamérica. El presidente de los Estados Unidos ha mantenido una conversación vía telemática con los comisionados Adam Silver, de la NBA, Roger Goodell, de la NFL, Gary Bettman, de la NHL, Dana White, de la UFC, o Vince McMahon, de la WWE, entre otros, para trasladarles sus impresiones sobre la situación que deja el coronavirus.

Noticias relacionadas

Trump ha mantenido en esta reunión que, según sus previsiones a través de los informes médicos sobre el Covid-19 que tiene en su mano, los estadios podrían volver a tener aficionados a partir del mes de septiembre de este año. Esta cuestión provocaría que el calendario del fútbol americano no tuviera que verse alterado, pero sí el de la NBA, que aún tiene la presente temporada por terminar.

Es por ello por lo que Adam Silver se plantea la cancelación del campeonato actual para que la siguiente temporada no se vea alterada. Aún así, desde la NBA también se sondea la posibilidad de que en agosto se pudiera volver a competir sin público para poder dar la campaña 2019/2020 por terminada sobre las canchas con cambios en el formato.

Luka Doncic y Kristaps Porzingis, durante un partido REUTERS

Silver ve la posibilidad de que la NBA sea una de las empresas que lidere el resurgimiento de la economía del país. Una vez tengan el visto bueno de las instituciones sanitarias, la primera opción es que regrese la acción y ser símbolo de la vuelta a la normalidad. Ellos mismos fueron ejemplo después de que en el mismo momento en el que se produjo el primer positivo, se paró la competición aunque hubiera encuentros disputándose.

[Más información: China, de origen del Covid-19 a posible sede de NBA, Euroliga y Champions: una opción para salvar el curso]