El base Kyle Lowry hizo valer su condición de All-Star y líder y se encargó de dirigir la remontada ganadora e histórica de los Toronto Raptors que vencieron por 110-107 a los Dallas Mavericks que siguieron sin el base estrella, el esloveno Luka Doncic.

Noticias relacionadas

Los Raptors estuvieron abajo en el marcador hasta 30 puntos y surgieron en el cuarto periodo con Lowry, que aportó 20 de los 32 puntos con los que acabó el partido como líder de los actuales campeones de liga.

Junto a Lowry, que también logró un doble-doble al repartir 10 asistencias, el ala-pívot reserva Chris Boucher llegó a los 21 puntos -mejor marca profesional-, capturó siete rebotes, recuperó dos balones y puso cuatro tapones.

Mientras que otro reserva, el alero Rondae Hollis-Jefferson también surgió como factor ganador al anotar 18 puntos, capturar nueve rebotes, dar dos asistencias y recuperar un balón.

El ala-pívot español de origen congoleño Serge Ibaka no tuvo su mejor actuación individual, pero ayudó en la labor de equipo durante los 24 minutos que estuvo en el campo al aportar seis puntos, cinco rebotes -cuatro defensivos-y una asistencia.

Ibaka anotó 3 de 11 tiros de campo, falló los dos intentos de triples, y no fue a la línea de personal.

El jugador internacional español también dio una asistencia, puso un tapón, perdió un balón y cometió dos faltas personales.

Los campeones vigentes de la NBA se valieron de un esfuerzo y labor en el cuarto periodo, lo que les permitió conseguir la mayor remontada que se haya dado dentro de la liga en una década, a pesar de tener las bajas de los titulares, el ala-pívot camerunés Pascal Siakam y el pívot español Marc Gasol.

La remontada fue la mayor en la historia de la franquicia. En el cuarto periodo, Lowry anotó 20 puntos, uno menos que los Mavericks como equipo.

"Jamás había visto algo así", declaró el entrenador de los Raptors, Nick Nurse, en referencia al final explosivo protagonizado por Lowry.

Se trata del primer regreso de 30 puntos en la NBA desde que los Sacramento Kings vencieron a los Chicago Bulls el 21 de diciembre de 2009.

Los jugadores de los dos equipos encontraron incomprensible este desenlace.

"Definitivamente voy a ver de nuevo el partido, sólo para contemplar lo emocionante que fue y la gran ayuda que nos dieron los aficionados", comentó Boucher.

El base Fred VanVleet aportó 10 puntos con los Raptors, que cuentan con un equipo mermado, pero ganaron su quinto duelo consecutivo, mejoraron a una marca de 13-3 en su campo y pusieron fin a una racha de los Mavericks, de siete triunfos consecutivos como visitantes.

El ala-pívot letón Kristaps Porzingis volvió a ser el jugador más completo de los Mavericks al conseguir un doble-doble de 19 tantos y 12 rebotes.

Mientras que el base Jalen Brunson fue el líder encestador de los Mavericks con 21 puntos y el equipo de Dallas cayó a 2-2 en los cuatro partidos que han disputado sin Doncic, quien se recupera de un esguince moderado en el tobillo derecho que sufrió la pasada semana ante los Miami Heat.

Los Raptors estaban abajo en el marcador con un parcial de 83-53 y 2:55 minutos en el tercer cuarto, pero con una completa defensa y una encendida ofensiva de Lowry el equipo empató el marcador a 95 cuando restaban 5:30 minutos del cuarto periodo y pudo meterse de nuevo en el partido, que al final consiguieron ganar.