Ricky Rubio podría tener problemas para continuar en los Phoenix Suns. El base español está rodeado de rumores que le sitúan fuera de su actual equipo, que estaría en negociaciones ya para fichar a otro base titular. Se trata del veterano Chris Paul, de 35 años, que parece haber sido el elegido para comandar las operaciones de la franquicia de Arizona

Noticias relacionadas

El jugador español ha realizado una temporada espectacular en su primer año en el equipo. Por ello han sorprendido tanto las informaciones que lo sitúan ya en el mercado y con la posibilidad serie de volver a cambiar de equipo. Su rendimiento hacía indicar que podía asentarse en los Suns durante algunos años junto a jugadores jóvenes de gran talento como Devin Booker o DeAndre Ayton

Sin embargo, la franquicia entrenada por Monty Williams estaría buscando un base de más experiencia y veteranía para ser el comandate de esa nave de diamantes en bruto que hay en los Suns. Y, tal y como informan Brian Windhorst y Tim Bontemps de ESPN, los Suns ya han inicado las negociaciones con los Oklahoma City Thunder para incorporar a sus filas a Chris Paul, uno de los grandes bases de la liga de las últimas décadas. 

Chris Paul, con los Oklahoma City Thunder Reuters

La llegada del jugador estadounidense implicaría con total probabilidad la salida Ricky, ya que su pérdida de minutos sería considerable y, a la larga, podría suponer un problema para ambos en el vestuario. El base español ha promediado esta temporada 13 puntos, 8,8 asistencias y un 36,1% en triples en 65 partidos disputados, en los cuales acumulaba una media de 31 minutos por encuentro. Datos que se sitúan como una de las mejores temporadas de su carrera en la mejor liga del mundo desde que aterrizara en los Minnesota Timberwolves tras dar el salto a la NBA. 

Según apuntan desde Estados Unidos, las negociaciones entre los Suns, los Thunder y Paul "han ganado tracción, pero el acuerdo no es inminente". No obstante, la realidad es que todo va encaminado a producirse. El equipo de Phoenix quiere cambiar algunas cosas en la franquicia y una de ellas parece ser la dirección de juego. El hecho de que el técnico Williams conozca perfectamente a Chris Paul habría hecho que se terminaran decidiendo por su fichaje. 

Ricky Rubio entrando con Phoenix Suns Twitter (@Suns)

Ricky, en el mercado

Una vez llegado el momento de cerrar el traspaso, será turno para Ricky vuelva a cambiar de equipo por tercera temporada consecutiva tras dos muy buenos años en Utah y Suns. Ofertas no le faltarán al base español, pero llama la atención que el jugador criado en el Joventut de Badalona no se asiente de manera definitiva o duradera en un equipo como lo hizo en los Wolves pese a su gran rendimiento. 

Rubio llegó a la nueva como un jugador joven, de gran talento y con una habilidad especial para hacer pases mágicos e imposibles. Sin embargo, en los últimos años se ha consolidado como un jugador constante y decisivo, más anotador, mejor tirador, más potente físicamente y como uno de los mejores asistentes de la liga tal y como demuestras sus registros más recientes. Habrá que esperar a ver qué sucede con él, aunque todo hace indicar que estaría muy cerca de estar en el mercado. 

[Más información: Marc Gasol e Ibaka, a vueltas con su futuro: Los Ángeles Lakers también llaman a su puerta]