Los New York Knicks hace tiempo que son más noticia por lo extrabaloncestístico que por lo que pasa en la cancha. Es uno de los peores equipos de la NBA (13-36), el segundo peor equipo del Este casi empatados con los Atlanta Hawks, y no levantan cabeza. Esta última madrugada han vuelto a caer ante los Memphis Grizzlies (106-127) y en la última semana han perdido siete partidos. Pero el partido no ha trascendido por eso.

Noticias relacionadas

En los minutos finales, Jae Crowder lanzó un triple con todo ya decidido y Elfrid Payton no se tomó demasiado bien ese gesto y le pegó un feo empujón que provocó una tangana entre los dos equipos.

Marcus Morris, tras el partido, hizo unas declaraciones muy feas contra Crowder. "Creo que este tipo juega a baloncesto de otra forma. Tiene muchas tendencias femeninas en la pista. Moviendo y balanceando la cabeza todo el partido... Esto es un juego de hombres y al final te cansas", espetó el ala-pívot de los Knicks.

Morris no tardó en disculparse en redes sociales por estas desafortunadas declaraciones: "Pido disculpas por usar el término 'tendencias femeninas'. Siento un gran respeto por las mujeres y todo lo que significan para nosotros. Fue una respuesta al calor del momento y nunca tuve la intención de que ninguna mujer sintiera que le faltaba el respeto".

En el momento del empujón y la tangana, los árbitros expulsaron a Marcus Morris, Jae Crowder y Elfrid Payton. Memphis es uno de los equipos de moda en la NBA. Liderados por el 'rookie' Ja Morant y el 'sophomore' Jaren Jackson Junior, son equipos de playoff ocupando la última plaza que da billete a la postemporada con el mismo número de victorias que de derrotas, 24.

[Más información: Willy Hernangómez se rinde a Doncic: "Está dominando la NBA"]