Tim Hardaway es uno de los nombres más reconocibles de la década de los 90 en la NBA. El base elegido por los Warriors en el Draft de 1989 llegó a ser uno de los mejores en su posición, pero todavía no es parte del Salón de la Fama. Esto llama la atención, puesto que recibir este reconocimiento es bastante común.

Noticias relacionadas

Pese a todo, el propio exjugador indicó la razón por la que esto ocurre: "La razón por la que no estoy en el Salón de la Fama es por lo que dije en 2007 sobre los gays. Y lo entiendo. Herí los sentimientos de muchas personas y fue un error por mi parte decir eso. Me equivoqué. Mis padres solían decirme: 'Si haces algo mal, míralo de frente. No te apartes de ello, sino hazlo bien y que la gente entienda que cometiste un error"

Continuó el antiguo jugador de los Heat: "Y eso es lo que estoy haciendo, apoyar a las personas homosexuales y transgénero. Quiero que la gente las comprenda como personas y todo lo que atraviesan como personas. No deben ser vistas como 'otras personas' ni recibir nombres despectivos. Deben vivir como nosotros, con libertad, disfrutando de vida y con los mismos derechos. No deberían ser marginados".

"Soy homófobo"

En 2007, Hardaway- padre del actual escolta de los Dallas Mavericks, Tim Hardaway Jr- dijo: "Odio a los gays. No me gustan y no me gusta estar cerca de ellos. Soy homófobo. No deberían exisitir en el mundo ni en Estados Unidos".

Incluso, fue capaz de empeorarlo cuando le sugirieron la posibilidad de que tuviera un compañero homosexual: "En primer lugar no lo querría en mi equipo y en segundo, si estuviera en mi equipo me gustaría distanciarme de él. Creo que no debería estar en el vestuario mientras que estemos el resto".

En la actualidad trabaja con diferentes organizaciones LGBT localizadas en Florida y una de las peticiones más relevantes que está apoyando es la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en el Estado sureño.

[Más información: Las expectativas de Pau Gasol como nuevo embajador del Barcelona]