Este domingo será histórico para el baloncesto femenino. El Movistar Estudiantes tendrá el honor de jugar el primer partido femenino en el WiZink Center. El motivo es la Semana Internacional de la Mujer. El objetivo número uno es llenar todo el pabellón y lograr la mejor marca en España

Las jugadoras del club madrileño se juegan mucho en la tabla, pero la verdadera importancia estará en la tabla, donde se busca superar los mayores llenos del baloncesto femenino. El ya inexistente Ros Caseres logró introducir a 7.800 en La Fonteta para la Final Four en la Euroliga del 2010. La segunda cifra se produjo también en el mismo pabellón, pero un año antes y con 6.516. 

Con motivo del 30 aniversario de la sección del club y aprovechando el Día Internacional de la Mujer, las Women In Black ejercerán de anfitrionas en el choque ante el Magec Tias Contra Violencia Género canario en un partido que ya es historia del baloncesto español. Las entradas están agotadas desde hace varios días y se vaticina como la gran fiesta del fin de semana. 

El WiZink Center, preparado para la Copa. Foto: acb.com

Historia del baloncesto español

Alberto Ortego, entrenador del equipo madrileño, se ha mostrado muy feliz tras la iniciativa: "Es normal que se hable tanto del partido, y también es de agradecer que desde el club se haya puesto tanto interés en sacar esto adelante. Pero al final a mí me sale el gen de entrenador, y lo que yo quiero es ganar y hablar del baloncesto, no del entorno". 

Pese a que el choque entrará en los libros de la historia, Ortego quiere bajar de las nubes a sus jugadoras: "Es la primera vez que se da esta circunstancia, es algo especial y va a impactar, así que desconozco como lo va a recibir cada una. Lo que tenemos que hacer es gestionar las emociones, al final no deja de ser un partido de baloncesto en otro entorno… juegan diez jugadoras, hay dos árbitros, cosas que conocemos".

El club colegial ha puesto en marcha toda su maquinaria y ha conseguido el objetivo de llenar un recinto que tiene capacidad para más de 15.000 personas, que por primera vez podrán disfrutar de un partido de Liga Femenina. Una ocasión especial para un partido especial, con el objetivo de apoyar el deporte femenino en su semana más importante. 

Su crecimiento no para

Con 118.260 fichas federativas en 2017 y 138.004 en 2018, su tendencia es ascendente y muy positiva en los últimos años. El pico hasta este momento se dio en 2013 con 144.748, el año en el que la Selección absoluta subió a lo más alto en el Eurobasket de Francia. El objetivo es seguir creciendo y poder superar esa cifra histórica.

Jorge Garbajosa, presidente de la FEB, confirmó que estas cifras son el preludio de una gran subida: "No nos conformamos y seguiremos liderando este movimiento para que los valores de nuestro deporte continúen ayudando a hacer un país mejor". Además aseguró que "estos datos ratifican la apuesta que ha hecho la FEB en los últimos dos años".

Entrenamiento de las jugadoras del estudiantes. Foto: Twitter. (@ClubEstudiantes)

Razones para no perder el optimismo 

El crecimiento de esta industria ha sido posible gracias a varios factores claves. Uno de los más importantes, o quizás el que más, es que la FEB ha encontrado un gran patrocinador que le ha dado nombre a la competición (Liga Dia) y organiza una gala de presentación con todos los equipos y jugadoras participantes a principio de temporada. 

Otra noticia de gran importancia fue que los partidos han vuelto a Teledeporte, lo que da la oportunidad de ver los encuentros en abierto. También se incorporó Open Day, un experimento que consiste en disputar la primera jornada de forma íntegra en un mismo lugar y que ha sido todo un éxito, tanto en la cita de 2017 en el Magariños como en 2018 en Torrejón de Ardoz.

[Más información: Hito histórico en el baloncesto femenino: tres mujeres arbitrarán una final por primera vez]