Megan Rapinoe acostumbra a no tener pelos en la lengua y a huir de lo políticamente correcto. A veces, sus potentes discursos superan algunos límites, pero es su forma de actuar y luchar por la igualdad en el deporte y por la defensa de los derechos de las mujeres, en especial en el fútbol, su disciplina. 

Noticias relacionadas

Siempre controvertida y polémica, en este caso ha tomado el protagonismo para crear una guerra contra Draymond Green, jugador y estrella de los Golden State Warriors de la NBA, equipo con el que ha sido campeón junto a jugadores de la talla de Stephen Curry o Klay Thompson. El ala-pívot del equipo de la Bahía aseguraba estar harto de muchas quejas realizadas por deportistas femeninas exigiendo igualdad salarial y afirmaba que deberían pasar a la acción y no quedarse en solo palabras si de verdad lo consideraban un problema tan importante. 

Esta invitación a la lucha no ha sido bien recibida por la mediática Megan Rapinoe que se ha despachado a gusto con el famoso jugador de baloncesto. La futbolista de la selección de Estados Unidos ha asegurado que Green no ha entendido nada de la lucha de las mujeres deportistas y que además ha utilizado su posición dominante y privilegiada para decantarse contrario a lo que ellas consideran justo. 

Draymond Green y Stephen Curry celebran una canasta en el partido de pretemporada entre Golden State Warriors y Los Angeles Lakers Kyle Terada USA TODAY Sports

Estas declaraciones de Draymond Green han generado una enorme polémica, hasta el punto de que Rapinoe decidió utilizar una aparición pública en la sede del Comité Olímpico Estadounidense para atizar y señalar a la estrella de los Warriors. Las reacciones a las palabras de Megan tampoco se han hecho esperar. 

Rapinoe pasa al ataque

Aún así, a la futbolista no la tembló el pulso para mostrar la realidad del conflicto: "Es muy desafortunado, estando en su posición y con todos los recursos que tiene y la posibilidad de tener una opinión más educada, pero no la tiene. Es frustrante que tenga esa opinión. Obviamente nos has mostrado todo el trasero y no has entendido de lo que hemos hablado todo este tiempo las jugadoras de la WNBA y de la selección. Como Sue Bird dijo, etiquetaste a las mujeres equivocadas. ¿Crees que no hemos pedido más dinero? Vaya, ¿sobre qué hemos estado gritando sin parar?".

Megan Rapinoe, en la Casa Blanca REUTERS

El acoso y derribo de Megan Rapinoe fue en aumento según iba avanzando su discurso, ya que se sentía profundamente dolida por las palabras de Green, a quien consideraba una estrella del deporte masculino que en lugar de tenderlas la mano y ayudarlas, lo que estaba haciendo es darlas la espalda. 

"Cuando hemos hablado de igualdad y los deportes femeninos, hablamos de inversión, de fondos, recursos, marketing e invertir no solo en las atletas, sino en el staff, entrenadores y todos los medios. Son las cosas de las que hablamos primero, y creo que quien nos ha visto y nos sigue, y que ha luchado por esto de la igualdad salarial o la equidad, sabe que a eso nos referimos primero". Contundente y directa, Rapinoe no ha rehuido este enfrentamiento que podría tener una nueva respuesta de Green de inmediato.

[Más información: Megan Rapinoe estalla por la equidad salarial: "Cobro menos que un hombre y hacemos lo mismo"]